DDHH: Muere Teresa Maldonado Palominos, una de las Fundadora, de la agrupación de detenidos desaparecidos y ejecutados de Paine.

por Mikal.

A Teresa Maldonado, la dictadura de PINOCHET le hizo desaparecer a su esposo; Samuel Lazo Quinteros y a sus dos hijos; Luis Lazo Maldonado y Samuel Lazo Maldonado.

Teresa Maldonado, madre de FLOR LAZO, actual presidenta de Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados. Falleció esperando encontrar algún fragmento de ropa o elementos, o partículas oseas para haberles brindada la correspondiente sepultura, sin embargo, y con 48 años de incansable búsqueda y de su avanzada edad no fue posible encontrar justicia.

Los militares vestidos con trajes de campaña, llevaban brazaletes y usaban boina negra. Sus rostros en algunos casos estaban tiznados y en otros estaban cubiertos con pasamontañas. Se movilizaban en al menos un camión de color rojo con barandas y en un jeep. Todos andaban fuertemente armados

Su Hija, Flor Lazo, continua en la búsqueda y en perseguir judicialmente a los criminales que le arrebataron a su padre y hermanos. Militares que hoy viven en completa impunidad, donde algunos de los cuales han fallecidos en completa impunidad.

El día 16 de octubre fueron detenidos Samuel Altamiro Lazo Quinteros, 49 años de edad, casado, 7 hijos, obrero agrícola, su hermano Carlos Enrique Lazo Quinteros, 41 años, casado, 6 hijos y los hijos del primero, Samuel del Tránsito Lazo Maldonado, 24 años, casado, un hijo, estudiante del DUOC, militante del Partido Socialista y Luis Rodolfo Lazo Maldonado, 20 años, casado, obrero agrícola, militante del Partido Socialista.

Todos fueron detenidos en la madrugada del día 16 de octubre en el Asentamiento Nuevo Sendero, por Militares de la Escuela de Infantería de San Bernardo. Samuel Altamiro y sus hijos Samuel del Tránsito y Luis Rodolfo que compartían la misma casa, fueron detenidos aproximadamente a las 04:00 de la madrugada. Los Militares que no portaban orden de allanamiento ni de arresto, irrumpieron en el hogar a la vez que llamaban a viva voz a estas 3 personas. Ante los gritos, los moradores despertaron y encontraron el domicilio invadido por militares que vestían diversos tipos de uniforme, todos institucionales. Inmediatamente a estas tres personas se les hizo tomar sus carnet de identidad, vestirse y al momento que eran llevados se les dijo a los moradores que tras hacer una declaraciones estarían de regreso a las 6 de la mañana.

En la oportunidad hubo indecisión respecto al arresto de Segundo del Tránsito, hijo también de Lazo Quinteros, por cuanto no figuraba en una lista que portaban los militares. Se le hizo de igual forma vestirse y fue sacado a la calle pero a los pocos minutos se le trajo de regreso. El, posteriormente, contó a su familia que vio a Mario Enrique Muñoz Peñaloza junto a los militares, pero en calidad de detenido. Muñoz Peñaloza había sido detenido el 10 de octubre, de 1973 desde el Asentamiento 24 de abril, por Carabineros de la Subcomisaria de Paine, y a partir de esa fecha formaba parte de los detenidos desaparecidos.

Aproximadamente quince minutos más tarde fue detenido desde su domicilio y en presencia de su esposa, por los mismos militares, Carlos Enrique Lazo Quinteros. Todos se encuentran hasta la fecha detenidos desaparecidos.

Esa noche y la madrugada, en un vasto operativo efectuado por Militares bajo las órdenes del Teniente Magaña, se detuvo a 22 personas en sus domicilios; en ninguno de los casos se contó con la autorización correspondiente para allanar y detener.

Estos militares vestidos con trajes de campaña o bien uniformes de color gris y sobre éstos una capa del mismo color, llevaban brazaletes y usaban boina negra o bien cascos. Sus rostros en algunos casos estaban tiznados y en otros estaban cubiertos con pasamontañas. Se movilizaban en al menos un camión de color rojo con barandas y en un jeep. Todos andaban fuertemente armados, alumbraban las habitaciones con linterna impidiendo a los moradores encender la luz. El operativo se inició a primera hora del día 16 de octubre y se prolongó hasta las 04:00 de la madrugada. Las personas que resultaron detenidas, en su mayoría asentados que habían participado en el proceso de reforma agraria, figuraban anotados en una lista que portaban los militares. Sus domicilios fueron allanados y los detenidos llevados desde sus casas, advirtiéndoles a las familias que volverían durante el día después de prestar declaración en San Bernardo. Todos fueron subidos a un camión que esperaba en el camino principal. El operativo fue realizado silenciosamente y a los familiares de las víctimas se les prohibió asomarse de sus casas. El operativo se inició con la detención de Andrés Pereira Salsberg, industrial, dueño de una maestranza; luego se detuvo a René del Rosario Maureira Gajardo, comerciante; en seguida los militares se dirigieron hacia el sector correspondiente al Asentamiento 24 de abril, donde se detuvo a Patricio Loreto Duque Orellana, los hermanos Raúl Antonio, Silvestre René y Jorge Hernán Muñoz Peñaloza, su cuñado Basilio Antonio Valenzuela Alvarez, Germán Fredes García, Carlos Enrique Gaete López, Carlos Alberto Nieto Duarte, Laureano Quiroz Pezoa, Rosalindo Delfín Hernán Muñoz y Ramón Luis Silva Carreño. A continuación se dirigieron al Asentamiento El Tránsito, donde se detuvo a Pedro Antonio Cabezas Villegas y Roberto Servando Galaz. Finalmente, se dirigieron al Asentamiento Nuevo Sendero, donde se detuvo a Enrique Lazo Quintero, su hermano Samuel Altamiro Lazo Quinteros y sus hijos Luis Rodolfo y Samuel Lazo Maldonado, José Domingo Adasme Núñez, Luis Alberto Gaete Balmaceda y José Ignacio Gaete Maldonado.

 El 10 de octubre Carabineros de la Subcomisaria de Paine había detenido desde su domicilio, en el Asentamiento El Tránsito, a Samuel Altamirano Lazo Quinteros, el que había quedado en libertad transcurridas 24 horas de reclusión en dicha Subcomisaria. Este campesino fue detenido nuevamente la madrugada del 16 de octubre de 1973. Con posterioridad a su primera detención, dio a conocer a sus compañeros de Asentamiento que había sido advertido por los carabineros que en días posteriores vendrían Militares de la Escuela de Infantería de San Bernardo y procederían a detener a los asentados. Idéntica información habían recibido los campesinos de dicho asentamiento que se habían acercado a la Subcomisaria, donde entablaron una conversación con el Sargento Reyes acerca de la situación en que ellos se encontraban.

De todas las personas detenidas el 16 de octubre de 1973 se desconoce su permanencia en algún recinto de reclusión. Hasta la fecha no existen testigos al respecto. Antecedentes judiciales dan cuenta que habían sido llevados esa madrugada en dirección de los cerros de Codegua, cercanos a Melipilla, donde se procedió a su ejecución. Sus restos no han sido hallados.

La detención y posterior desaparecimiento de estos casos se enmarca en lo que fue la represión en Paine 1973.

21 SEPTIEMBRE 2021 La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados de Paine, AFDDyE, se refirió a la necesidad de justicia que la redacción de una nueva Carta Magna debe sí o sí contemplar.

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados de Paine, AFDDyE, Flor Lazo, se reunió con la presidenta de la Convención Constituyente, Elisa Loncón, quien la recibió en audiencia junto a una delegación de la organización de Paine.

En la instancia, la dirigenta de los familiares, señaló que “fue una reunión en la que nos sentimos muy acogidos y cómodos. Ella nos escuchó, nos entendió y nos habló de que una nueva constitución no puede pasar por alto esta lentitud en los procesos de violaciones a los derechos humanos”, indicó.

Ya que, “aquí hay que definir cómo terminar con estas causas y procesar a los culpables. No se puede hacer una nueva constitución sin resolver los casos de violaciones a los DD.HH”, recalcó Lazo.

En esa línea, la vocera destacó la disposición de la titular de la convención a recibir a los familiares de los detenidos desaparecidos y ejecutados de Paine, particularmente porque pertenece a un pueblo que ha vivido la represión y las violaciones a sus derechos humanos.

“Ella (Elisa Loncón) recordó que ha luchado muchísimo por los pueblos originarios y espera que en algún momento lleguen a resolverse todas las deudas que tiene Chile con la justicia”, puntualizó la presidenta de la AFDDyE de Paine.