Guinea / Golpe de Estado: Militares en toman el poder y arrestan al presidente

por Mikal

Sin embargo, la situación es confusa, porque el Ministerio de Defensa aseguró en un comunicado que “la Guardia Presidencial, apoyada por las fuerzas de defensa y seguridad, leales y republicanas, contuvo la amenaza y rechazó al grupo de atacantes”.

Guinea, también conocida como Guinea Conakri, está localizada en el oeste de África, y es un país de mayoría musulmana con una población estimada en más de 11.600.000  habitantes. 

El levantamiento del ejercito fue comandado por Mamady Doumbouya, teniente coronel, considerado líder del Grupo de Fuerzas Especiales (GFS) quien anunció la disolución de la actual constitución y de las instituciones del Estado.

El militar justificó la decisión por la “situación sociopolítica y económica del país” y la “disfunción de las instituciones republicanas”, entre otros motivos.

“Llamamos a nuestros hermanos de armas a la unidad, a fin de satisfacer las legítimas aspiraciones del pueblo de Guinea”, subrayó el golpista.

Alpha Condé, rodeado de soldados.

En un mensaje de vídeo dirigido a la nación a través de las redes sociales, el propio Doumbouya ha anunciado la suspensión de la Constitución, la disolución de las instituciones y el Gobierno y el cierre de las fronteras terrestres y aéreas. El Ministerio de Defensa de Guinea aseguró mediante un comunicado que el putsch militar no había tenido éxito, una versión que se fue desinflando con el paso de las horas. Durante toda la mañana, Conakry, la capital, fue el escenario de intercambio de disparos en medio de una gran presencia de soldados en las calles, según los residentes.

Los militares que tomaron el poder este domingo han decretado un toque de queda en todo el país así como la sustitución de los actuales gobernadores y prefectos, las autoridades del estado en las regiones, por militares. De igual modo han convocado a todos los ministros y altos cargos del Gobierno e instituciones públicas a una reunión que tendrá lugar este lunes por la mañana en Conakry, según un comunicado hecho público en la televisión nacional.

Primera declaración y aparición del comandante de las fuerzas especiales Mamadi Doumbouya quien obviamente tomó el control de la situación.

Aparición pùblica del líder del golpe de estado en Ginea :

“Guineanos y guineanas, queridos compatriotas. La situación sociopolítica y económica del país, la disfunción de las instituciones republicanas, la instrumentalización de la justicia, (…) la falta de respeto de los principios democráticos, la politización de la Administración pública (…), la pobreza y la corrupción endémicas han llevado al Ejército republicano de Guinea (…) a asumir su responsabilidad frente al pueblo soberano de Guinea en su totalidad. Tras haber detenido al presidente, que está ahora mismo con nosotros, hemos decidido disolver la Constitución en vigor, disolver las instituciones y el Gobierno y el cierre de las fronteras terrestres y aéreas”, aseguraba el teniente coronel Doumbouya en un vídeo grabado en un lugar desconocido y distribuido a los medios este domingo por la mañana.

“Llamamos a nuestros hermanos de armas a la unidad para responder a las aspiraciones legítimas del pueblo de Guinea, les invitamos a quedarse en sus cuarteles y a continuar con sus actividades, no cometamos los errores del pasado”, añadía el golpista que posteriormente acudió, rodeado de sus hombres, a un estudio de la Radio Televisión Guineana (RTG) y, con una bandera sobre los hombros, lanzó mensajes similares. Los golpistas también difundieron un vídeo y fotografías en los que se puede ver al presidente Alpha Condé descalzo y vestido con unos pantalones vaqueros y camisa y rodeado de soldados. Abatido, el dirigente mira a la cámara y no responde a las preguntas y comentarios de sus captores, en una secuencia que recuerda mucho a la detención de Laurent Gbagbo en Costa de Marfil en 2011.

El teniente coronel Mamady Doumbouya, que se perfila como nuevo hombre fuerte de Guinea al frente de una junta militar bautizada como Comité Nacional para la Reunificación y el Desarrollo (CNRD), es un curtido militar que recibió formación en Israel, Senegal, Liberia y Francia. Exmiembro de la Legión francesa, participó en distintas misiones en Afganistán, Costa de Marfil, Yibuti y República Centroafricana, entre otros países. En 2018 recibió el encargo del Ministerio de Defensa de crear un grupo de Fuerzas Especiales en el seno del Ejército guineano, que dirigía desde entonces. Sin embargo, su intento de funcionar de manera autónoma y sin rendir cuentas a la Administración le distanció del Gobierno, según fuentes militares bajo anonimato.