Reportaje de Piensa Prensa sobre presos de la revuelta

El registro de 14 minutos es un documental parte de la serie titulada “Presos de la Revuelta” en la cual conocemos antecedentes y testimonios del primer condenado en el Estallido Social quien fue previamente secuestrado por un comando de Carabineros de civil y luego acusado sin evidencias contundentes en su contra.

Presos de la Revuelta

Francisco Hernández volvía a casa el 10 de diciembre de 2019. Luego de participar en las manifestaciones de Plaza Dignidad. Era seguido por los “Intramarchas”, un grupo de Carabineros de civil quienes, fuera de todo protocolo detenían personas en vehículos civiles. Fue detenido en Portugal con Curicó , golpeado y posteriormente fue juzgado por desmanes en la protesta y porte y elaboración de bombas molotov.

Su hermano Luis Martín Cornejo recuerda la gran pasión de Francisco: el fútbol. “Nosotros nunca pensamos que lo veríamos adentro, siempre fue sano, deportista y ganó varias medallas. Es fuerte tener a la guagua de la casa en la cárcel”.

Francisco de 22 años, está detenido desde el 10 de diciembre de 2019 en Santiago 1 es el primer condenado de la revuelta social. Sus vecinos y amigos lo recuerdan como una persona amena y respetuosa y no se explican cómo terminó.

Su madre cuenta en el documental: “Francisco es mi hijo menor, es mi guagua, mi compañero. Vivimos los dos solos. Me entero de la detención porque llamaron a las diez de la noche para pedirnos ropa. Le dije que no fuera a la marcha porque los pacos andaban muy bravos, pero él me dijo que tenía que ir porque era la única forma que yo tuviera salud y buena pensión”.

A Francisco lo acusaron de portar cinco bombas molotov. Pero su madre dice: “Cuando lo detuvieron a las diez de la noche, le rompieron sus manos y su nariz, estaba con una polera toda ensangrentada. Él tenía un partido a beneficio acá en el barrio y luego dijeron que apreció eso entre sus cosas. Yo se que noes verdad”.

Lorenzo Morales, abogado de la defensoría popular y abogado de Francisco Hernández comenta: “francisco fue detenido y acusado por lanzamiento de cinco artefactos incendiarios en un proceso que nosotros tenemos la certeza y así insistimos, fue ilegal con policías que cumplieron su labor fuera de la ley con pruebas ilícitas”.

El abogado de Francisco señala que no se llevaron bien los protocolos. Fue declarado culpable y condenado a cinco años y un día por la ley de control de armas. “Las pruebas no pueden ser consideradas en ningún país que lleva estado de derecho es una sola fuente la que señala esta acusación, la policía. Eso no ha sido considerado ni probado hasta ahora. Debía hacerse una prueba de hidrocarburo y esa prueba salió negativa pero eso no importó para su juicio y quienes lo acusan aparecen como testigos en muchos casos más”.

Puedes ver el video de la historia de Francisco, parte de la secuencia de reportajes “Presos de la Revuelta” de Piensa Prensa en esta misma nota.