Luisa Toledo y un mensaje que no debemos olvidar: “No suelten las calles”

por Mauricio Castro, 06 junio 2021

Una vida incansable de lucha la que dio Luisa Toledo que se apagó este martes 6 de julio.  La Villa Francia en Estación Central fue testigo de la valentía y el coraje de esta mujer que perdió a dos de sus hijos un día 29 de marzo de 1985: Eduardo y Rafael; y tiempo después a Pablo Vergara Toledo. Desde ese momento su batalla se hizo más intensa para buscar justicia durante décadas. 

“Llega marzo, compañeros, y se me vienen los hijos encima de nuevo. Veo la sonrisa de Rafael en cada joven, en cada niño que sale a luchar. La serenidad de Pablo, la elocuencia de Eduardo”, señaló hace algunos años en alusión a la conmemoración del Día del Joven Combatiente. en honor a sus hijos.

“Pienso que, si estamos metidos en lo que estamos luchando, soy partidaria de la violencia. O si no, nos van a sacar la cresta otra vez y nos van a matar y desaparecer otra vez”, fue otra de sus frases en estos años. Sin temor no tuvo problemas en alzar la voz y exigir justicia, no solo para sus hijos sino para todos aquellos que vieron atropellados sus derechos humanos tanto en dictadura como bajo el gobierno de Piñera.

Para el recuerdo una de sus últimas declaraciones a Piensa Prensa. “No suelten las calles. Que la juventud tome las últimas palabras del padre Mariano Puga. La juventud tiene el derecho de quemarlo todo, hacerlo tira, tienen todo el derecho, porque ellos les han robado todo”.