Héctor Llaitul y la muerte de Pablo Marchant: “Podemos suponer que fue ejecutado”

por Mauricio Castro.

“Todo da cuenta de que esos tiros fueron a corta distancia y podemos suponer que fue ejecutado. Tiene un impacto en su cabeza por atrás y al parecer tiene otro en la parte de la sien”, señaló el vocero de la CAM, Héctor Llaitul, tras la muerte de Pablo Marchant en una situación que deberá aclararse, sobre todo por la corta distancia de los disparos que acabaron con la vida del joven de 29 años.

“Los hechos son bien dolorosos para el pueblo mapuche. Tenemos un hermano asesinado y al parecer bajo una situación que es bien dura, que puede ser interpretada incluso de horror por la forma. Preliminarmente nosotros decimos que él fue ejecutado y tenemos que abordar esta situación con mucho respeto. No podemos hablar de forma descarnada o con morbo, con sensacionalismo como quiere la prensa”, explicó en entrevista con radio Universidad de Chile.

El vocero de la CAM, también se refirió a la información preliminar errónea que daba por muerto a su hijo, Héctor Llaitul. “No logro entender cómo la inteligencia de los pacos y la Fiscalía se prestaron para una maniobra tan del horror de informar que era un hijo mío. Esa situación no la logro entender. ¿Qué pretendían hacer con eso? Enviar una señal desde la Inteligencia. No lo logro entender. Tal vez un tipo de incapacidad que puede entenderse como negligencia o estupidez”, dijo.

Ernesto Llaitul agregó que el gran problema es la militarización de la zona ya que “cada vez hay más represión y criminalización a la causa mapuche. Nosotros no estamos viviendo la realidad de la Constituyente, de la gente que está allá y que se cuadran. Nosotros vivimos acá una verdadera dictadura. Aquí están los blindados, la policía militarizada, los militares, los drones, las tanquetas. Acá están custodiando predios que son demandados por décadas por las comunidades que anhelan y no van a transar en la recuperación de sus tierras. Aquí hay un conflicto real”.

“Hablamos de una zona donde hay una recuperación territorial por comunidades, estamos hablando de un predio que ha sido reivindicado por comunidades, de una realidad concreta donde ese predio está siendo objeto de explotación por la industria forestal, por los grupos económicos con maquinaria, custodiados por carabineros y por guardias privados, contratadas por las forestales”, indicó el vocero de la CAM en entrevista con la radio Universidad de Chile.

Ernesto Llaitul explicó que “esos predios están siendo reclamados por comunidades en circunstancias que ya todos saben que esos predios fueron usurpados, pertenecieron a nuestra comunidad antaño. Son reivindicaciones territoriales muy justas, legítimas, con base histórica, con base de memoria y eso explica la justicia de nuestra lucha en la demanda territorial”.