Conmoción en América Latina Estado de sitio y repudio mundial por asesinato del presidente de Haití

Jovenel Moïse, de 53 años, había asumido la presidencia en febrero de 2017 luego de un proceso eleccionario tumultuoso que comenzó en 2015 y que había dejado vacante la primera magistratura del país desde principios de 2016.

Empresario del sector bananero, ganó las elecciones presidenciales como candidato del gobernante Partido Haitiano Tet Kale (PHTK).

El presidente fue asesinado en su residencia por un comando integrado aparentemente por personas extranjeras. Además, fue baleada su esposa.

El primer ministro Claude Joseph fue quien informó oficialmente el crimen. Según detalló, la esposa de Moïse debió ser hospitalizada y pidió calma a la población.

“El presidente fue asesinado en su casa por extranjeros que hablaban inglés y español”, dijo el primer ministro, citado por las agencias de noticias AFP y Sputnik, sin dar más detalles.

Joseph dispuso de inmediato el estado de sitio, cerró el aeropuerto de la capital y blindó la frontera con República Dominicana, país con el que comparte la isla Haití.

“En estricta aplicación del artículo 149 de la Constitución, acabo de presidir un Consejo Extraordinario de ministros y hemos decidido declarar el estado de sitio en todo el país”, anunció Joseph en un discurso difundido en las redes sociales.

El funcionario prometió además que el crimen de Moïse “no quedará impune” y que los asesinos “pagarán en la Justicia lo que hicieron”.

Embajador de Haití en EE.UU. dijo que se cree que los asesinos del presidente son “mercenarios”

El asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, fue realizado por “asesinos profesionales” que podrían seguir en el país, dijo la noche del miércoles el embajador haitiano en Estados Unidos, Bocchit Edmond.

Edmond dijo que un video del lugar de los hechos los mostraba hablando en español y que se habían presentado como agentes de la DEA (la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos).

“Creo que son falsos agentes de la DEA”, dijo a periodistas el miércoles. Edmond afirmó que los atacantes eran extranjeros, pero no dio pruebas más allá de citar las imágenes de video de ellos hablando en español.

“Podemos decir con certeza que eran asesinos profesionales. Fue un ataque bien orquestado contra el presidente”, dijo Edmond.

Edmond dijo que todavía no estaban claros los motivos de los asesinos, pero que creía que el asesinato había sucedido por razones políticas.

“Me gustaría saber la motivación del asesinato, pero creo que el presidente fue asesinado por sus creencias, por sus políticas, por sus reformas”, dijo Edmond. “Desafortunadamente, en la política haitiana hasta ahora no hemos sido capaces de encontrar una forma de discutir nuestros desacuerdos políticos de forma pacífica”

Los asesinos se presentaron como agentes de la DEA, dijo Edmond, y se cree que no son de Haití.

El Departamento de Estado de Esrtados Unidos negó que los atacantes fueran agentes de la DEA. Ned Price, portavoz del Departamento de Estado, dijo en declaraciones a periodistas que esas afirmaciones eran “absolutamente falsas”.

“Creo, a partir de la información preliminar, que son extranjeros sin duda ayudados por algunos cómplices locales”, dijo Edmond. “Puede que todavía estén en Haitó. La policía nacional comenzó una persecución para localizarlos”, agregó.

El Departamento de Estado de EE.UU. ha descartado las suposiciones acerca de que la agencia antidrogas norteamericana pudiera haber estado implicada en el asesinato del presidente haitiano, Jovenel Moïse, que murió anoche en su residencia privada durante un ataque armado.

“El embajador haitiano ya ha desmentido estas declaraciones. Estos reportes son absolutamente falsos. EE.UU. condena este acto atroz”, ha comentado el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, en rueda de prensa.