“¡Ya está dado el primer paso!” Comisión Chilena de Derechos Humanos (CCHDH) y ex juez Baltasar Garzón presentaron denuncia (contra el presidente de Chile) ante la Corte Penal Internacional

por Almendra Villalobos G.

El pasado jueves, la Comisión Chilena de Derechos Humanos (CCHDH) encabezado por el abogado Carlos Margotta, el ex juez español Baltasar Garzón más la Asociación Americana de Juristas y el Centro di Ricerca ed Elaborazione per la Democrazia (CRED) presentaron un escrito ante la fiscal general de la Corte Penal Internacional pidiendo que se investigue, acuse y se inicie juicio en contra del Presidente Sebastián Piñera y sus colaboradores civiles, militares y policiales por “crímenes de lesa humanidad”.

“Ya está dado el primer paso (…) Habrá
que esperar que se produzca la réplica de parte del Estado de Chile y el posterior inicio de
la investigación”

En la conferencia de prensa realizada el viernes 30 de abril a propósito de la denuncia presentada en la Corte Penal internacional, por acusaciones de crímenes de lesa humanidad contra Sebastián Piñera, donde participaron los actores de esta denuncia, el presidente de la comisión de DDHH de Chile, Carlos Margotta, Flavio Marcelli del CERD (Italia), el
presidente consultivo de la asociación americana de juristas, Beinusz Szmukler, Baltazar Garzón y como moderadora Mirna Concha, periodista de la comisión de DDHH, se llegó a la idea común de que esta acusación está claramente respaldada por omisión de la justicia chilena frente a las denuncias de violación a los DDHH. “Hay insuficiencia e inoperancia de la justicia chilena” señalo Szmukler, apuntando al principio de complementariedad de dicha Corte.


En la ronda de preguntas de periodistas de medios de comunicación tanto independientes como masivos, Carlos Margotta enfatizó que se ha dado cumplimiento al Estatuto de Roma por la cantidad de causas iniciadas desde el estallido social en Octubre de 2019 y que han sido cerradas sin determinar responsabilidades, en completa impunidad, contrariando un principio básico de los derechos internacionales.


Asimismo, afirmó que la Fiscalía Nacional instruyó a la fiscal Claudia Perivancich a agrupar las causas de esta índole, lo cual resultó en una mínima de cantidad de procesos y que se cerraron, siendo que existen 464 víctimas de trauma ocular y que además, la misma fiscal fijó como límite temporal de estas causas, marzo de 2020 (a propósito del inicio de la pandemia y el estado de excepción decretado), cuando se sabe de más delitos después de esa fecha.


Por su parte Garzón al responder varias preguntas señaló que la denuncia tiene como personaje principal a Piñera por su importancia jerárquica, que no debe existir la misma desconfianza como con la denuncia que hubo contra Pinochet en su tiempo, debido a que ha cambiado la vinculación con organismos internacionales en materia de DDHH. Hoy existen datos concretos y por eso la Corte Penal Internacional interviene por la evidente dejación de la justicia del país. “Hay una omisión grave de la justicia chilena” recalcó.


Al preguntarle por el abuso de la prisión preventiva, este contestó que está clara que hay falta de principio de igualdad por la masividad de privados de libertad y que la persecución de manifestantes tiene una motivación claramente política.


Respecto al tiempo que llevará para que la demanda sea acogida, tanto Margotta como Garzón señalaron que no se sabe con certeza, pero que ya está dado el primer paso. “Habrá que esperar que se produzca la réplica de parte del Estado de Chile y el posterior inicio de la investigación.”


Garzón aseguró que ojalá sea breve porque se sabe que algunos fiscales han visto entorpecida su investigación por varios factores, incluyendo amenazas (ver el caso de la fiscal Chong) y que Carabineros está actuando y siendo tratado como una verdadera guardia privada del gobierno de Piñera.

“Hay abandono de las obligaciones propias del Estado de Chile en materia de investigar los crímenes contra la humanidad y en general de la violación a los DDHH y particularmente de parte del Ministerio Público, que no solamente ha cerrado este número tan relevante de causas, sino que además no se avoca al conocimiento de las causas…” señaló Margotta.


La acusación ya fue recibida por la Corte Penal Internacional a la espera de que sea aceptada e inicie su curso.