Ley de Indulto: Para cerrar cicatrices y pensar en el nuevo Chile

Escrito por Mauricio Castro, periodista, Piensa Prensa. 278 de mayo 2021

El pasado miércoles, la Comisión de Seguridad del Senado aprobó, por tres votos contra dos, la idea de legislar el proyecto de indulto para todas las personas detenidas en el contexto del estallido social de octubre del 2019. Cientos de jóvenes que se manifestaron contra las injusticias de un sistema macabro, fueron detenidos y culpados, muchas veces con pruebas inexistentes e incluso montajes, que los tienen hasta hoy privados de libertad.

Uno de los impulsores de esta iniciativa es el senador Alejandro Navarro quien desde el primer día se mostró preocupado por el actuar de las fuerzas policiales que desencadenaron en esta seguidilla de detenciones. A su juicio, y pensando en este nuevo Chile que se comienza a construir, esta ley es necesaria “para el reencuentro nacional, es necesaria para cerrar cicatrices y pensar en el nuevo Chile”. 

“Hay injusticias inaceptables basadas en montajes que han hecho dudar a la inmensa mayoría de los chilenos sobre las instituciones a las que les corresponde velar por el orden público como Carabineros. Esta carga, esta mochila que se generó en el sistema judicial, bajo el orden político que hoy día es rechazado como resultado del plebiscito, tiene como opción una ley de indulto general, una ley de amnistía como la planteamos al inicio”, agregó el parlamentario. 

Pero en su momento, Sebastián Piñera anunció que de concretarse esta ley de indulto para los presos del estallido social no dudaría en vetarlo argumentando que se trata de “un mal proyecto y que atenta contra el orden público, la seguridad ciudadana, la democracia y el Estado de Derecho. Están privados de libertad por decisión no del Gobierno, ni de la Fiscalía, sino por decisión de los Tribunales de Justicia del Poder Judicial”.

A juicio del senador Navarro, esto no es más que “una actitud egoísta y desesperada. Un manotazo de ahogado de quien se ha constituido en el presidente peor evaluado de la historia de Chile y que no logra comprender nada. No vio venir el 18 de octubre y aún no se da cuenta de los alcances que ese hecho tuvo en la historia política de Chile. No logra ubicarse en una perspectiva histórica como presidente de una constitución que le confiere máxima autoridad y que él lo ha transformado en autoritarismo, monarquía presidencial”. 

“Está muy lejos de comprender el momento por el que atraviesa el país y su propia perspectiva personal a futuro. Una ley de indulto general aliviaría también la vida de Sebastián Piñera que va a ser perseguido por los tribunales penales internacionales”, argumentó el senador quien aseguró que el veto del presidente solo busca protegerlo ante los tribunales internacionales argumentando que son delitos contra la propiedad privada. 

“Aquí hay una represión directa a través de los instrumentos judiciales para cientos de chilenos, especialmente jóvenes, que participaron en este proceso de estallido social. Sin ellos todo esto que estamos viviendo no habría sido posible y ese es un elemento que le duele a la clase política y le duele mucho más a Sebastián Piñera que recordemos, pocos días antes del 18 de octubre, señalaba que Chile era un oasis en América Latina y ejemplo en el mundo”, indicó Navarro.

-El subsecretario de Interior, Juan Francisco Galli, señaló que bajo estas interpretaciones para el indulto “se podría intentar matar porque es en marco de una manifestación”. ¿Qué le parecen estas declaraciones?

-Lleva al extremo un ejemplo para intentar reducir el debate. Nosotros queremos discutir todos los casos y creo que es una mala fórmula la del Gobierno enfrentar de esta manera el debate judicial. Hace omisión de su responsabilidad en que estos hechos ocurrieran y sigan ocurriendo, particularmente por la represión ejercida por Carabineros de Chile que están bajo la tuición del ministro del Interior. La justicia chilena no ha funcionado para resolver las graves violaciones a los derechos humanos, y los tratos inhumanos y degradantes por parte de los agentes del estado.