Claves para entender el conflicto israelí/Palestina

por Piensa Prensa

Para entender que es lo que sucede en Palestina: Desde 1947 Israel ha realizado violentos avances y ocupaciones sobre Palestina, siendo el más violento la guerra de los seis días en 1967

La Guerra de los Seis Días, también conocida como Guerra de Junio de 1967 en la historiografía árabe, fue un conflicto bélico que enfrentó a Israel con una coalición árabe formada por Egipto, Jordania, Iraq y Siria entre el 5 y el 10 de junio de 1967.

La primera consecuencia de la guerra se hizo evidente sobre el terreno.

Israel multiplicó el tamaño del territorio bajo su control al quitarle a Egipto la península del Sinaí y la franja de Gaza; los Altos del Golán a Siria; y Jerusalén Este y Cisjordania a Jordania.

El 14 de mayo, el líder egipcio Gamal Abdel Nasser movilizó miles de soldados hacia la frontera con Israel en el Sinaí y, luego, solicitó el retiro de la zona de las fuerzas de paz de la ONU, presentes allí desde 1957.

El 22 de mayo, Egipto bloqueó el paso de los barcos israelíes a través del Estrecho de Tirán, cerrando el único acceso que tenía el país al mercado asiático y cortando el flujo de petróleo que recibía Israel de su principal proveedor de la época: Irán.

Israel no tenía muchas opciones: Egipto había bloqueado los estrechos de Tirán, una movida descrita como casus belli. Las tropas egipcias se encaminaron hacia el Sinaí cruzando el canal de Suez y la reacción de Israel acentuó sus tensiones con Siria por el control de las fuentes de agua. Todo esto llevó a que Israel atacara a Egipto el 5 de junio de 1967.

Israel acabó con la tensión lanzando un ataque por sorpresa el 5 de junio de 1967. La guerra fue un paseo militar para el Tsahal, el ejército hebreo. El Sinaí egipcio, la franja de Gaza, Cisjordania, la ciudad vieja de Jerusalén y los Altos del Golán sirios cayeron en solo seis días en manos de Israel. El territorio ocupado por el estado hebreo pasó de poco más de 20.000 kilómetros cuadrados a 102.400. Pese a las protestas de la ONU y el desacuerdo de las grandes potencias, el Parlamento israelí acordó el 23 de junio la anexión de la parte árabe de Jerusalén.

El sorprendente ataque de la Aviación israelí contra los aeródromos egipcios no fue algo nuevo en la historia, ya que ataques del mismo tipo los efectuó Alemania contra la URSS el 22 de junio de 1941 y Japón contra Estados Unidos en Pearl Harbor. ‘El Foco’, tal como se llamaba la operación aérea israelí, incluía la supresión de las defensas aéreas egipcias e incluso manipulaciones contra los operadores de comunicación árabes. El Mosad tenía datos de muchos pilotos árabes, y los israelíes que hablaban bien árabe lograron engañar a los militares egipcios. Como resultado, la aviación y la defensa aérea de Egipto fueron destruidas en las primeras horas del ataque.

El ataque sorpresa de Israel logró neutralizar los aviones de la Fuerza Aérea de Egipto antes de que tuvieran oportunidad de despegar.

El resultado del conflicto tuvo un impacto directo en la causa palestina que era una bandera común de los estados árabes, unidos en su rechazo a Israel.

Las tropas israelíes también avanzaron en el frente jordano, donde en 28 horas sus fuerzas se acercaron a Jerusalén Este. La ofensiva israelí contra la Ciudad Vieja fue detenida en la Batalla de la Colina de la Munición, un puesto militar fortificado de los jordanos que contralaban esa parte de la ciudad. Las tropas israelíes perdieron 36 uniformados en uno de los combates más encarnizados de la guerra que posteriormente se convirtió en una leyenda.

En el frente sirio las hostilidades empezaron solo el quinto día de la guerra, después de que las tropas israelíes cumplieran su misión contra los egipcios y jordanos. En Israel se prefiere no recordar ese detalle y se sostiene el mito de la lucha simultánea en tres frentes. En realidad, las fuerzas sirias fueron vencidas por el poderío del Ejército israelí.

“Israel está lejos de ser el único actor en esta puesta en escena, pero, por otro lado, ya dejó de estar en riesgo de extinción. Tiene un Ejército muy poderoso y es capaz de responder a amenazas terroristas; no sin víctimas, pero sí sin temer por su futuro. En todo caso, Israel está en una encrucijada que ya dura medio siglo. La “situación temporal” que siguió a la guerra dura hasta el día de hoy, más tiempo del que debería.”  Dana Regev, periodista.

Al finalizar la guerra, Israel había conquistado la Península del Sinaí, la Franja de Gaza, Cisjordania, Jerusalén Este (incluyendo la Ciudad Vieja) y los Altos del Golán.

En 1967 inicia el elemento esencial del problema Israelí-palestino hasta nuestras días: la situación de los territorios ocupados de Gaza, Cisjordania y la parte árabe de Jerusalén. El conflicto entre Israel y los palestinos sigue sin solución.  Nadie se imaginó en ese entonces que Israel iba a quedarse tanto tiempo en Jerusalén o Cisjordania.

Intifadas

Las llamadas intifadas representan la rebelión del pueblo palestino contra la ocupación israelí. Estas tuvieron lugar en Gaza, Jordania del oeste y el este de Jerusalén. La palabra “intifada” proviene del árabe y significa “liberarse de algo”.

En el conflicto de la sublevación árabe- israelí de algunos grupos locales, también existe una rebelión política organizada de los palestinos contra los militares israelitas. La primera intifada inició en 1987 y terminó en 1993. La segunda fue desde 2000 hasta el 2004 y es recordada como una de las más sangrientas.

El 8 de diciembre de 1987 comenzó todo. Un taxi que transportaba dos palestinos que se dirigían a su hogar, fue embestido por un camión de la armada israelita. Los israelitas argumentaron que el militar a cargo del vehículo perdió el control. Sin embargo, testigos árabes que presenciaron la acción, concordaron en que el militar había actuado premeditadamente. También manifestaron que el atentado era una respuesta a la muerte de un israelí que había muerto a causa de una herida de cuchillo, unos días antes. 

A causa de esto se desató la ira en los campos de concentración de Jabaliya. Sus habitantes ingresaron rápidamente a Gaza y Cisjordania, a su vez incitados por la fuerte reacción de los militares de Israel, los cuales desplegaron sus municiones para impedir la irrupción. Después de esto existieron protestas así como ataques espontáneos por parte de los palestinos, los cuales poco a poco después de la rebelión se fueron organizando.

Después de años de violencia, se acabó la primera intifada con la firma del acuerdo de Paz de Oslo entre la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) e Israel, en 1993.

El 28 de septiembre del 2000 tras el asesinato de el joven de 12 años Mohammed al-Durra durante un tiroteo entre militares palestinos e israelíes en la Franja de Gaza. Ese día Hamas declaró el 6 de octubre como “el día de la furia” y de esa forma convocaron a los palestinos para arremeter contra los puestos de la armada israelí. Con este llamado comenzaría la segunda intifada, la cual se mantenía hasta el día de hoy, entrando a lo que analista internacionales denominan, la tercera Intifada.

Bombardeo en Gaza 11 de mayo 2021