Reclamo contra el canal La Red: Las Fuerzas Armadas y sus clases de ética.

por Mauricio Castro/PiensaPrensa

Tras el comunicado emitido por el Ejército para reclamar por un show de TV, y del que hizo eco el Gobierno y otras ramas, se pone en evidencia que las FF.AA. cada vez son menos profesionales y más deliberantes. Esto se suma al escándalo de la investigación a periodistas y miembros del Poder Judicial.

“La manera en que se denosta al Ejército y a sus integrantes no demuestra otra cosa que el ánimo de deslegitimarlo y degradarlo, aprovechando la facilidad que le presta para ello un medio de comunicación”. Así respondió el Ejército de Chile al bloque humorístico de La Red que ironizaba de los casos judiciales e investigaciones de corrupción en que se han visto envueltos gran cantidad de uniformados. Cayó mal y no disimularon.

El comunicado indica además que “no es aceptable pretender que ello sea motivo para denostar a oficiales, suboficiales y soldados que en su vocación se ven vejados por tal simulacro de realidad”. Este reclamo fue avalado incluso por el Ministro de Defensa, Baldo Prokurica, quien señaló que “no es aceptable recurrir a la parodia política para enlodar instituciones y personas que prestan un servicio imprescindible a nuestra Patria y a todos sus ciudadanos”.

De los seis jefes castrenses que Chile ha tenido desde la recuperación de la democracia en 1989, cuatro de ellos han enfrentado juicios por corrupción o violaciones a los derechos humanos. 

Lejos de lo paradójico del reclamo del Ejército, para el diputado Jorge Brito esta situación es muy grave ya que “las mismas personas que están en este gobierno y que son las que estuvieron en la dictadura son las que han repetido incansablemente que tenemos fuerzas armadas profesionales y no deliberantes, pero eso es contradictorio a lo que estamos viendo. Tenemos fuerzas armadas que se coordinan para emitir comunicados que se suman a los que trataban a algunos como antichilenos y que se suman también al escándalo por el espionaje a periodistas y una jueza que persigue a la corrupción”.

El parlamentario lamentó lo ocurrido y aseguró, en entrevista con Piensa Prensa, que “hemos hecho un llamado a las fuerzas democráticas constituidas en nuestro país a trabajar por ejercer todas las herramientas de fiscalización que se puedan con tal de garantizar que las fuerzas armadas no vayan a transgredir la Constitución y las leyes como creemos que está ocurriendo al emitir estos comunicados”. 

“Queremos evitar el escenario más perjudicial para nuestro país y para nuestra sociedad que vendría a ser que las FFAA continuen operando sin control civil, transgrediendo la legalidad como ocurrió en otro episodio de nuestro país que dejó miles de víctimas y familias dañadas”, recordó el diputado Jorge Brito.

FOTO: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO

Se premia la corrupción y se persigue la denuncia

El parlamentario acusó que “en el mismo momento en que el Ejército de Chile estaba investigando a periodistas y a denunciantes de casos de corrupción, ascendían a oficiales que estaban privados de libertad por fraude al Fisco. Consideraron que tenían el mérito suficiente estando privados de libertad para ascender en la carrera militar”.

“No puede ser que los corruptos sean premiados, que los valientes denunciantes sean castigados y que los periodistas investigativos, que aportan una enormidad a la democracia y a nuestro país, sean objeto de medidas de inteligencia. Más aún ahora que se ha comprobado que esas medidas fueron realizadas con falsedad, con falsificación de instrumento público, mintiéndole a jueces y al Congreso. Esas son las instituciones que tenemos y que están tratando de dar clases de ética a través de comunicados”, recalcó Jorge Brito. 

A juicio del diputado, “al pésimo gobierno y al mal presidente que tenemos pareciera que no le quedara otra alternativa que aferrarse a las armas. Lo que nosotros no vamos a permitir ni tolerar es que continúen haciéndole daño a nuestro país con los recursos que el pueblo ha aportado mediante sus trabajos y esfuerzos. Es importante no perder la perspectiva del momento histórico y notar que, como bien dijo el presidente Salvador Allende, los procesos sociales no se pueden detener ni con la fuerza de las armas ni con la brutalidad de ninguna institución”.

“Quisiéramos tener una ley de inteligencia que en primer lugar señale que las dirigencias sociales, sindicales, políticas y los periodistas no pueden ser objeto de medidas de inteligencia. En segundo lugar, que el funcionamiento de estas unidades siempre debe estar supeditado al poder civil. Y en tercer lugar, necesitamos establecer una política de defensa que reconozca las reales vulnerabilidades y amenazas de nuestro país. Es la corrupción la que está socavando el estado de derecho y la soberanía de nuestro país”, indicó Jorge Brito.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es viernes-05-1.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es pago-flow-2-3-1024x129.jpg