Defensa de glaciares, una ley que va de mal en peor

por Mauricio Castro/PiensaPrensa

Sin glaciares no hay vida pero con glaciares no hay negocio. Y lamentablemente el negocio que barre con estas maravillas de la naturaleza estaría siendo avalado por el gobierno y algunos senadores, entre ellos Guido Girardi, quienes aseguraron que las pequeñas y medianas empresas mineras que se encuentran en los alrededores serían más depredadoras que las grandes a quienes al parecer estarían defendiendo desde el Congreso. 

¿Cuál sería la estrategia de los parlamentarios? Generar temor en estos pequeños empresarios para ponerlos en contra de la ley de glaciares y permitir de esta manera que la defensa de estos lugares siga en la indefensión absoluta, tal como viene ocurriendo hace más de 15 años. De acuerdo a las investigaciones realizadas por la Coordinación de Territorios de Defensa de los Glaciares, existirían al menos 34 proyectos mineros e hidroeléctricos en estos lugares, pero de acuerdo al cuadro comparativo que maneja Sernageomin (Servicio Nacional de Geología y Minería) solo serían 14. 

La organización enfatizó, que las indicaciones del Gobierno al proyecto de Ley sobre la protección de glaciares vulneran derechos humanos, garantías constitucionales y convenios internacionales.

“Como coordinación venimos denunciando hace meses una `’cocina’ y la vuelta de chaqueta de Guido Girardi y los senadores de oposición, quienes han sucumbido a las presiones de la minería como ha sucedido históricamente, desestimando la defensa de un proyecto que proteja realmente los glaciares en un contexto global y nacional donde urge hacerlo más que nunca”, señaló la agrupación defensora. 

Para ejemplificar, la organización de defensa recordó que el senador Girardi aseguró que el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) protege los glaciares. Lo gracioso es que previamente coincidió con el análisis de las comunidades respecto a que esta protección del SEIA no es real. Es más, Pascua Lama es un claro ejemplo que esto no es así ya que se permitió dicho proyecto con la condición de no afectar los glaciares lo que no sucedió en la práctica porque sí fueron afectados.

Es más, Girardi en su intervención aseguró que “no vamos a establecer una protección absoluta al periglaciar (zona de hielo y deshielo) y permafrost (zona de hielo permanente) como teníamos originalmente. No va a ser la misma protección absoluta que tiene el glaciar tanto blanco como de roca ya que establecimos un mecanismo de protección mediante el sistema de impacto ambiental. Los acuerdos a los que hemos llegado con el Gobierno serán flexibles pero basados en evidencia científica”.

-¿Qué buscan como Coordinadora de Territorios por la Defensa de los Glaciares?

Nuestra única alternativa es defender la protección de todos los glaciares y sus ambientes a nivel nacional. Si el área periglacial y permafrost no se protegen no se protegerán los glaciares ya que son parte de complejos ecosistemas interconectados. No podemos apoyar que unos territorios sí logren protección y otros no. 

-¿Cuál es la preocupación de su agrupación?

Lo que podría pasar en la Comisión de Medio Ambiente del Senado donde el proyecto seguirá su discusión. Con una comisión integrada por Girardi y Allende resulta difícil esperar un mejor panorama para las comunidades y los ecosistemas glaciares dependientes. Ponemos en alerta sobre esta situación a las comunidades hermanas, los pueblos y la ciudadanía de lo que pase con esta ley y a no permitir su avance si ese es el panorama. 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es viernes-05-1.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es pago-flow-2-3-1024x129.jpg