Columna | En memoria de Jorge Mora “Neco”

por Nicolás Molina, cientista político (amigo)

Hoy se cumple un año del asesinato en manos de un efectivo de Carabineros de Jorge, popularmente conocido como Neco, a quien conocí y con quien compartí en espacios de militancia en el PC (AP), desde ahí fraguamos una cercanía que nos llevo a compartir cervezas, ventas en ferias y emprender tareas que el partido nos delegaba, como el levantamiento de la Corriente de Solidaridad con la Nación Mapuche, HUITRAÑE. Con el paso del tiempo y por cosas de la vida ambos nos alejamos, no obstante en las ocasiones en las que nos encontramos en una que otra marcha, mitin, caminando por el centro de Santiago o en las micros de o hacia Pudahuel Sur siempre existió ese saludo y conversación fraterna de camaradas que se guardan cariño.

La última, fue uno o dos dias antes de tu asesinato, en un recorrido de micro desde Pudahuel Sur hacia el centro, conversábamos en lo que estábamos, de tu pega en la fetrasis con estilo de trabajo PC (AP) -en tus palabras- de tu pega en la barra, en que veías la posibilidad de volver al partido que nos cobijó. Quedamos en que pasarías por mi casa para conversar más a fondo, y de paso, coordinar una ida al estadio con nuestros hijos, luego supe que habías quedado contento con esa última conversación. Pero vino la fatídica noche. Como a muchos, tu muerte me golpeó, pase un rato por tu velorio, salude a los necesarios y caminé.

Hoy veo desde la tribuna que me dan las redes sociales, como tu causa, tu apodo, son usados para figurar políticamente. Me apena ver a legisladores frente amplistas en actividades en tu nombre, esos mismos que despreciabas políticamente, a diputados del PC usando tu nombre en discursos, no sabiendo ellos, como disfrutabas Jorge, Neco, taparles su propaganda callejera y webiar a los “jotosos” en las marchas o fuera de la embajada de Venezuela. Pero la política es así, quién puede aprovecha el espacio que le dan para figurar, aunque en el parlamento votan leyes antiprotestas, aunque no busquen la condena política de los cómplices y autores intelectuales de estos crímenes.

Hoy en tu memoria, solo resulta por mi parte pedir disculpas por no saber nosotros defender tu causa, defenderte de los oportunistas que en tu nombre buscan figurar y aparecer.

por Nicolás Molina, cientista político (amigo del neco)