DDHH: El doloroso presente de Mario Acuña tras la brutal agresión de Carabineros durante Estallido Social.

“Lo ideal sería que él pudiera ingresar a una clínica y recibir todos los cuidados que necesita con dignidad”

El 23 de octubre de 2019 quedará marcado para siempre en Mario Acuña. Ese día se encontraba en Buin viendo como una fogata era alimentada por algunos jóvenes en medio de las manifestaciones cuando fue agredido de manera brutal por Carabineros. Tras la golpiza quedó en estado vegetal. En la actualidad su movilidad se encuentra disminuida casi en su totalidad y su vida en la más absoluta indefensión.

Este es el dramático relato de Mariana San Martín, una de las pocas personas que se han acercado a prestarle la ayuda necesaria para que pueda llevar su vida con dignidad y con los cuidados que se merece.

AYUDA PARA MARIO ACUÑA

CUENTA RUT BANCO ESTADO

Rut 10.952.613-4

Cuenta Número 10952613

Reinaldo Manuel Palma Villagran (Tio de Mario)

“Mario está desde abril a cargo de su tía en Buin, en la casa en la que él había vivido siempre. A ella se lo entregaron, le hicieron una pequeña inducción básica sobre cómo atenderlo. Él salió del hospital con vías para alimentarse y con una traqueotomía. En estos momentos está pasando por muchos dolores, dolores de cabeza, de cuerpo. Se comunica a través de gestos, la mano izquierda es lo único que puede mover, ha perdido mucha masa muscular”. 

“Está postrado, con pañales, acusa dolores todos los días, se está recogiendo, sus piernas se recogen mucho. Recibe algunas visitas del Cesfam y otras personas que lo van a para limpiarle los gastros, a mirarle la traqueotomía, pero todo de manera muy somera porque no tiene un control neurológico porque los golpes fueron en la cabeza, no tiene un médico tratante que le diga a la tía cuál es el tratamiento que se le está dando. De forma particular han ido algunos profesionales de la salud que dicen que tiene que tener un tratamiento multidisciplinario desde kinesioterapia hasta neurológico. Eso él no lo está recibiendo”. 

“La familia de Mario es muy humilde entonces hay cosas que a ellos les cuesta comprender, no entienden mucho del proceso. Uno de los hijos al principio tomó su caso e hizo la denuncia, se interpusieron algunos recursos de protección porque también fueron amenazados por la policía en algún momento. Desconfían mucho de todo el sistema, han sido maltratados”.

“Lo más importante que necesita Mario es atención profesional de neurólogos, kinesiólogos, fonoaudiólogos, una enfermera, capacitación para su tía para que ella pueda cumplir con todos los procesos que se necesitan para su cuidado. Él está en una pieza que fue adaptada en la medida de las posibilidades con ayuda de la municipalidad pero son paneles, se hizo una instalación de lavamanos cerca de su catre clínico, está todo el día enchufado a una estufa eléctrica entonces no está en las mejores condiciones. Cuando llovió hace unas semanas les entró agua a la pieza, y la idea es que él no pase por esas cosas”. 

“Lo ideal sería que él pudiera ingresar a una clínica y recibir todos los cuidados que necesita con dignidad y seguridad porque la familia tiene mucho miedo porque han sido amenazados y muchos vecinos les han dado vuelta la espalda porque también tienen miedo”.

Entrevista realizada por el equipo de piensa prensa. 13 agosto 2020