Periodista denuncia violenta detención y represión de la PDI a vecinos de Ñuñoa. Además el profesional desmiente la versión del intendente Felipe Guevara.

por Mauricio Castro.

Testimonio de Felipe Araya.

Una lamentable situación de abuso de poder y violencia por parte de funcionarios de la PDI vivió la noche del miércoles el periodista Felipe Araya en el antejardín de su casa en la Villa Frei. Efectivos policiales, sin mediar más provocación que un grito, procedieron a golpearlo y detenerlo ante la impotencia de sus vecinos que no podían creer lo que estaba pasando en el lugar.

“A mi me detuvieron por el artículo 318 que tiene que ver con el tema sanitario. Lo paradójico es que no me pasaron ninguna multa. En primer lugar yo estaba en mi casa, en el antejardín, con mascarilla. Y como te digo, si cometí una falta como dijeron ellos no recibí ninguna multa ni me dejaron citado, nada”, explicó el afectado y dirigente del Sindicato de Trabajadores de CDF,  tras la detención, señaló el periodista a piensaprensa

El vecino de la Villa Frei recordó que mientras esperaba un pedido de comida, “escuché ruidos afuera del edificio, como gritos a lo lejos. Salgo y desde los balcones la gente estaba gritando ‘váyanse de acá ratis. Ahí camino a la esquina de mi casa y me encuentro con una vecina que me dice que tenga cuidado porque estaban disparando. Ahí vi que era la PDI que andaba con sus uniformes institucionales, con cascos y escopetas, en autos de civil sin luces”.

 

“Después me enteré que un grupo de treinta personas se juntó en la esquina de Irarrázaval con Ramón Cruz a protestar con unas pancartas contra las AFP. Obviamente todos los cabros corrieron para el parque mientras los PDI los perseguían. En eso los policías se meten a los estacionamientos que colindan con mi edificio y les grito: ‘váyanse de acá, ustedes no son bienvenidos’. Ellos se meten a mi antejardín y me reducen. Luego llegan otros dos policías y me golpean, me ponen las esposas y me llevan detenido”, contó a piensa prensa Felipe Araya.

El periodista agregó que tras el episodio lo trasladaron al cuartel policial ubicado en José Manuel Infante con Rancagua. “Estuve detenido una hora y media. Cuando llegué allá me enteré que el abogado del sindicato de CDF y varias personas habían llamado a la PDI preguntando por mi. Ahí creo que se dieron cuenta que se estaban metiendo en un ‘forro’ innecesario porque yo no estaba haciendo nada. Era todo desproporcionado pero en el cuartel me trataron dignamente, casi pidiendo disculpas por lo que pasó. Ahí me liberaron”, explicó.

De paso aprovechó de hacer sus descargos por algunas versiones del hecho. El trabajador rechazó de manera categórica “las declaraciones del Intendente metropolitano, Felipe Guevara, quien señaló  que yo había sido aprehendido luego de haber sido sorprendido lanzado proyectiles a los funcionarios de la PDI y que había estado prendiendo fuego a una barricada, situación absolutamente falsa. Existen testigos que pueden corroborar esta situación, y además la PDI no tiene ni podrá tener ninguna evidencia que respalde esa versión”. 

“Es de esperar que situaciones como esta no sigan ocurriendo ya que el Estado, a través de las policías y militares, continúa poniendo en serio riesgo la integridad de miles de chilenos y chilenas que tienen el legítimo derecho de manifestarse pacíficamente en forma pública”. concluyó.

Declaración Junta de Vecinos Parque Ramón Cruz.