Rodrigo Rojas y Carmen Gloria Quintana: A 34 años del crimen más horrendo de la dictadura militar

“Las hojas ya no son hojas, son llamas que trae el viento. Y en el medio de esas hojas mi voz seguirá viviendo. Mi voz seguirá viviendo. Rodrigo Rojas en llamas. Tu voz seguirá viviendo” (Para seguir viviendo, Illapu)

La fría mañana del 2 de julio de 1986 encontró a los jóvenes Rodrigo Rojas y Carmen Gloria Quintana con una patrulla militar. Corrieron para escapar de la persecución pero fueron atrapados, golpeados, rociados con parafina y quemados en plena calle. Sus cuerpos aún humeantes fueron cubiertos con frazadas, subidos a una camioneta y lanzados en una acequia en la zona rural de Quilicura.

Ambos cuerpos fueron encontrados por personal policial y trasladados de urgencia a la posta más cercana. Producto de las graves heridas, Rodrigo Rojas de Negri falleció cuatro días después mientras Carmen Gloria Quintana sobrevivió pero con la casi totalidad de su cuerpo quemado dejando cicatrices imborrables en su cuerpo y alma.

El teniente Pedro Enrique Fernández Dittus, jefe de la patrulla militar, fue condenado de manera preliminar a 600 días de presidio pero la Corte Marcial luego tomó otra decisión y aseguró que su acto criminal fue solamente negligencia. Cumplió un año de condena en Punta Peuco para luego acreditar, bajo el amparo de la Comisión Médica del Ejército, que padecía una psicopatía orgánica lo que fue tomado como atenuante. 

Años más tarde, en el 2015, la aparición de un testigo clave en el hecho permitió que  el ministro Mario Carroza dictara siete órdenes de detención en contra de funcionarios militares que fueron partícipes de la macabra acción. La declaración del ex conscripto Fernando Guzmán permitió sumar antecedentes para ayudar a esclarecer el caso. El militar reconoció que recibió presiones para dar una declaración falsa en la justicia militar.

Dos años después, en septiembre del 2017, Carroza dictó una acusación contra trece militares en retiro. Once de ellos como autores, uno como cómplice y otro en calidad de encubridor. 

Principal acusado del ‘Caso Quemados’ fue protagonista en desfile del Ejército

El coronel (r) Julio Castañer -quien estuvo al mando de una de las formaciones que marcharon este domingo en Punta Arenas- está acusado por el ministro Mario Carroza por el brutal ataque contra Rodrigo Rojas de Negri y Carmen Gloria Quintana ocurrido en 1986 y fue sindicado en 2015 por un ex conscripto como el “asesino” en aquel crimen.

Julio Castañer

​Muchos actores políticos y sociales recordaron a ambos jóvenes cuando se cumplen 34 años de uno de los hechos más siniestros de la dictadura. El alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, los recordó diciendo que “un 2 de julio como hoy, pero en 1986, Rodrigo Rojas De Negri y Carmen Gloria Quintana, fueron quemados por un grupo de militares. Rodrigo murió y Carmen sobrevivió. Seguimos rechazando el negacionismo y exigiendo verdad y justicia!”.

Por su parte, el diputado Marcelo Díaz recordó que “el 2 de julio fe 1986 fue uno de los días más salvajes de la dictadura… hace 34 años quemaron a Carmen Gloria Quintana y Rodrigo Rojas de Negri. En el 2020 seguimos exigiendo verdad, justicia y reparación”. Mientras, Gabriel Boric evocó a ambos jóvenes: “2 de Julio de 1986. Carmen Gloria Quintana y Rodrigo Rojas son quemados vivos por militares. Carmen sobrevive con graves lesiones y hasta hoy sigue luchando por justicia, Rodrigo muere. Nosotros no olvidamos”.

Nota: Esta edición fue realizada por el equipo de Piensa Prensa y publicada en el sitio oficial piensaprensa.org