EEUU: expolicía de Atlanta, que disparó al afroamericano Rayshard Brooks, fue beneficiado con libertad vigilada con una fianza de 500.000 dólares.

Garrett Rolfe tendrá que llevar un monitor de tobillo, entregar su pasaporte y se le ha impuesto un toque de queda.

La muerte de Rayshard Brooks se produjo el pasado 12 de junio cuando los agentes llegaron al estacionamiento de un restaurante de comida rápida tras recibir informes de que un joven, presuntamente en estado de embriaguez, estaba durmiendo en el interior de un vehículo bloqueando el tráfico.

Desde la Policía aseguran que intentaron detener a Brooks después de que diera positivo a la prueba de alcoholemia, pero este no colaboró y les arrebató una pistola táser. Luego Brooks escapó corriendo, pero los agentes lo persiguieron y, tras dispararle varias veces, lo abatieron. El hombre fue trasladado a un hospital, donde falleció poco después.

La policía de Atlanta publicó el video de la muerte de Rayshard Brooks

Rayshard Brooks pasó más de 40 minutos dialogando pacíficamente con dos oficiales de policía de Atlanta antes de forcejear, intentar escapar y morir a causa de los disparos de uno de los agentes. Así lo revela el video de las cámaras de los uniformados difundido por el Departamento de Policía local este domingo 14 de junio.

Lo que parecía un control rutinario de alcoholemia se convirtió en una secuencia frenética que culminó con el fallecimiento de Brooks luego de que se escucharan tres disparos, un hecho que reavivó el debate sobre el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía, en especial contra afroamericanos, y encendió las protestas contra la violencia policial y el racismo en Estados Unidos.

La autopsia oficial catalogó la muerte de Brooks como un homicidio

En un comunicado citado por medios locales, la oficina del médico forense del condado de Fulton, donde se encuentra Atlanta, confirmó que la muerte de Rayshard Brooks fue un homicidio luego de recibir “dos disparos en la espalda” por parte de un agente blanco.

Según los resultados de estos estudios, Brooks -de 27 años y padre de cuatro hijos- murió como consecuencia de daños en los órganos y pérdida de sangre.

Esta articulo fue escrito por piensaprensa.org y ha sido publicado en este medio.