Javier Gómez, abogado: “Hay un manto de protección a la corrupción en la Municipalidad de Viña del Mar”

“Cuando el Ministerio Público, que es el ente que tiene el deber de perseguir los delitos, omite cumplir con su trabajo quiere decir que actuó con una complicidad indebida…”

por Mauricio Castro/Periodista

El miércoles 8 de julio está definido como la fecha en que se realizará la formalización de tres altos funcionarios de la Municipalidad de Viña del Mar por su eventual participación en el delito de fraude al Fisco, producto del pago de horas extras a varios trabajadores que provocó un déficit de más de 14 mil millones de pesos. Una situación que se suma a varias otras que demuestran el estado de corrupción que se vive al interior del municipio.

“Acá hay un sistema consolidado en el cual se han aprovechado de los recursos públicos para lograr las reelecciones”, aseguró el abogado y presidente de la Asociación Viña Transparente, Javier Gómez, quien no solo se quedó en el tema de las horas extra sino que también denunció la falsificación de documentos y el enriquecimiento injustificado de la jefa de gabinete de la alcaldesa, María Angélica Maldonado. 

“El nepotismo que se ha impulsado con la contratación de parientes y el clientelismo son formas de corrupción que, sin duda, nosotros hemos tratado de combatir y que hemos denunciado. Creo que esta formalización del próximo 8 de julio es un hito dentro de esta lucha contra la corrupción”, señaló el abogado y uno de los más activos en la búsqueda de la transparencia en la Municipalidad.

Otro de los casos que marcó la administración de Virginia Reginato fue la causa sobre la obtenciòn ilegal del certificado de estudios de la alcaldesa que fue sobreseída en el año 2013 por la jueza Pilar Labarca quien este año reconocería ser amiga de la jefa comunal. “Hay toda una cadena de conexión y de redes de protección destinado, por un lado, a la impunidad de esta corrupción, y por otro lado para que se perpetúe este sistema donde la alcaldesa tiene recursos ilimitados para pagar dirigentes, operadores, amigos, publicidad, favores”, acusó Javier Gómez.

Una de las situaciones que también preocupa en la ciudad es el excesivo poder que ostenta la jefa de gabinete de la autoridad. “Que María Angélica Maldonado sea la verdadera alcaldesa se produce por la falta de competencias y de preparación de Virginia Reginato para administrar una ciudad como Viña del Mar. Manejar un presupuesto de 100 mil millones de pesos requiere competencias mínimas para poder hacerlo”, indicó el presidente de Viña Transparente. 

¿Silencio cómplice de los concejales viñamarinos?

Para el abogado Javier Gómez el tema de la corrupción va más allá de un partido político, más allá de un nombre como el de la jefa de gabinete de la alcaldesa. Acá existen otros responsables, tanto o más culpables, e incluso cómplices por el silencio y la nula fiscalización de los temas más delicados que se viven en la comuna: el concejo municipal.

“Se falsificaron los presupuestos, se falsificaron las cuentas públicas y eso consta en el informe de Contraloría. Para cometer estos actos deben haber más partícipes y no solamente están los directivos de la municipalidad sino que los concejales porque son fiscalizadores y participan en la aprobación o rechazo de los presupuestos”, acusó Gómez quien agregó que “acá hay un tema tremendamente complicado. Estamos avanzando en esta querella de manera bastante lenta porque el Ministerio Público se ha encargado de no avanzar muy rápido”.

“Ningún concejal ha presentado una querella por las horas extras, ningún concejal presentó querella por la falsificación del certificado de cuarto medio de la alcaldesa, ningún concejal ha presentado querella por la falsificación de los presupuestos, algo que de paso son copartícipes. Ningún concejal ha presentado querella contra María Angélica Maldonado”, argumentó entregando responsabilidad a los funcionarios.

Punto aparte para la participación del Ministerio Público en todas estas querellas y denuncias que se han presentado, cuestión que Javier Gómez explica de esta manera. “Presenté dos querellas por lavado de activos y enriquecimiento injustificado contra María Angélica Maldonado pero desgraciadamente el Ministerio Público investigó hasta cierto límite, se limitaron a lo formal”, indicó.

“Se justificó, efectivamente, la adquisición de muchas propiedades, algunas de ellas que se compraron a bajo precio pero que después se revendieron a uno altísimo. Desgraciadamente el Ministerio Público se la sacó, indebidamente a mi modo de ver, justificando que el delito base del lavado de activos y falsificación de documentos no era tal, y claramente había una falsificación de documentos manifiesta”, dijo Gómez. 

Pero, el abogado viñamarino asegura tener un punto en esta investigación. “Cuando ella justifica la adquisición de propiedades casi todas fueron bajo la figura de una donación a su persona, pero quienes donaban estas propiedades no tenían cómo justificar tributariamente la adquisición. Entonces solicité dos cosas que no hizo el Ministerio Público: primero, que investigaran el origen del dinero de la compra de las propiedades que le habían dado a ella, y segundo, que se revisaran sus cuentas y sus propiedades en Miami. Pero el Ministerio Público tampoco quiso entrar en ese tema”. 

De esta manera, Javier Gómez aseguró que “cuando el Ministerio Público, que es el ente que tiene el deber de perseguir los delitos, omite cumplir con su trabajo quiere decir que actuó con una complicidad indebida. Han sido una piedra en el zapato para poder dilucidar el tema de la corrupción en Viña del Mar porque en vez de sancionar a los delincuentes, cierra las causas”.

“Acá hay un manto de protección a la corrupción en Viña del Mar. Esa es la lucha que hay que dar, no solamente en lo judicial sino que en lo electoral. Hay que entender que estamos dando una lucha contra la corrupción y en contra de un sistema corrupto que está instalado por lo tanto, las elecciones que vienen son fundamentales para Viña del Mar”, expuso el presidente de Viña Transparente.

Finalmente, para Javier Gómez quedarán muchas preguntas sin resolver en la búsqueda de la probidad en la ciudad. “¿Por qué los concejales no cumplen su deber de fiscalizar y de presentar las querellas? ¿Por qué los concejales del Partido Comunista, del PPD, del Partido Socialista no han presentado las querellas sino solamente cuando se dieron cuenta que era un negocio político presentarlas? ¿Por qué lo hicieron recién el 2018 cuando se produjo el impacto mediático de un reportaje sobre el tema de las horas extra?”.

por Mauricio Castro/Periodista