Jorge Brito: “El Gobierno está queriendo poner al país boca abajo”

por Mauricio Castro/Periodista

Si esto hubiera estado aprobado antes del 18 de octubre muchos eventos del estallido social se podrían haber evitado

El anuncio del endurecimiento de las penas a quienes no respeten la cuarentena establecida en varias regiones del país, alertó al diputado de Revolución Democrática, Jorge Brito, quien ve en este tipo de decisiones un ánimo de someter al pueblo en vez de darle una mano en medio de la pandemia del coronavirus que azota a Chile desde marzo.

“Eso no es una solución. Es una manera de dejar tranquilos al interior del Gobierno, a quienes quieren que en las cárceles haya más gente honrada, que tuvo que salir a trabajar para que su familia no pase hambre en vez de quienes se coluden, de quienes retiran utilidades cuando despiden a miles de trabajadores, de quienes hacen negocios con el Estado con un trato preferencial una y otra vez”, señaló el parlamentario. 

A su juicio, “esto no es lo que queremos para nuestro país y creo que la mayoría de chilenos y chilenas así lo entienden. Nosotros votamos en contra y vamos a votar en contra de cualquier modificación al Código Penal que exista en esta línea porque hoy día es inconcebible que el Estado, al mismo momento en el cual te expone a pasar hambre, te proponga encarcelarte”. 

Para el diputado Brito, estas medidas lo que hacen es mantener una “justicia de clase donde, a quienes hoy día están con necesidades, se les propone la cárcel”. En su opinión, los planteamientos que hace el presidente Piñera y el ministro Espina no se condicen en nada con lo que debería estar ocurriendo en el país. 

“El Estado debiese ser el primero que esté propiciando con una renta básica de emergencia que nadie pase hambre, debiese ser el primero que está cuidando la vida de las personas, el primero que propicie la unidad de la sociedad en estos difíciles momentos y lo que tenemos es todo lo contrario”, aseguró el diputado RD.

Jorge Brito fue aún más allá y acusó que “el Gobierno está queriendo poner al país boca abajo pero éste ha demostrado tener una fuerza desde la base muy grande.Para nuestro bien, es el pueblo el que hoy está entregando alimentos a cientos de miles de personas a través de ollas comunes”.

“El Gobierno no escucha a nadie y están empecinados en la lógica de avanzar sin transar en su ideología donde hay un fundamentalismo de mercado capitalista tremendo y creemos que eso es la segunda amenaza más grande que está viviendo Chile. La primera es la del coronavirus y la segunda es la del abandono del Estado a su gente”, explicó.

De paso recordó que el mismo día que el Gobierno ofrecía cinco años de cárcel para quienes no cumplen la cuarentena se descartó el postnatal de emergencia en el Senado. “Detrás de esa decisión solo puede haber una mente, a mi juicio, indolente. Una mente desconectada de la realidad del país. No han ponderado el daño que están ocasionando a miles de mujeres que hoy son madres y que están viéndose en la obligación de reincorporarse a sus trabajos dejando a sus hijos en casa en medio de la pandemia”, dijo Brito. 

“El Gobierno no solamente está manejando mal la pandemia sino que se está preparando para aumentar el control social. No es solo está haciendo una mala gestión de la crisis en torno al coronavirus sino que también se está preparando para aumentar el control social sobre la población, y eso es todo lo contrario a lo que debería ocurrir”, acusó el parlamentario.

-Es decir, ¿el Gobierno estaría más preocupado de lo que va a pasar después de la pandemia que en la situación actual de crisis sanitaria?

He visto al ministro Espina más preocupado de eso que de la pandemia. Cuando aprobó por unanimidad en el Senado la Ley de Inteligencia dijo que si esto hubiera estado aprobado antes del 18 de octubre muchos eventos del estallido social se podrían haber evitado. En su mente hay una guerra, hay violencia en contra de compatriotas. Debemos evitar que en el camino del avanzar sin transar, utilicen a las Fuerzas Armadas y la policía para callar a las personas que hoy día lo único que hacen es pedir comida y algo de dignidad en sus vidas.