Orientación internacional para la certificación y clasificación (codificación) del COVID-19 como causa de muerte

Basada en la CIE
Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y
Problemas Relacionados con la Salud
(20 de abril de 2020)

  1. Este documento describe la certificación y clasificación (codificación) de muertes relacionadas con COVID-19. El objetivo principal es identificar todas las muertes debidas a COVID-19. La sección que se dirige específicamente a las personas que completan el certificado médico de causa de muerte debe distribuirse por separado de las instrucciones de codificación.
  1. DEFINICIÓN DE MUERTE POR COVID-19
    Una muerte por COVID-19 se define para fines de vigilancia como una muerte resultante de una enfermedad clínicamente compatible, en un caso COVID-19 probable o confirmado, a menos que exista una causa alternativa de muerte que no pueda estar relacionada con la enfermedad COVID (por ejemplo, trauma).
  2. No debe haber un período de recuperación completa de COVID-19 entre la enfermedad y la muerte. Una muerte por COVID-19 no puede atribuirse a otra enfermedad (por ejemplo, cáncer) y debe
    contarse independientemente de las condiciones preexistentes que se sospechan que desencadenan un curso grave de COVID-19.
  3. LINEAMIENTOS PARA CERTIFICAR COVID-19 COMO CAUSA DE
    MUERTE Considerando el COVID-19, es importante registrar e informar las muertes por COVID-19 de manera uniforme y estandarizada.
    A. ANOTANDO/REGISTRANDO COVID-19 EN EL CERTIFICADO
    MÉDICO DE CAUSA DE MUERTE
    COVID-19 debe anotarse/registrarse en el certificado médico de causa de muerte para TODOS los
    fallecidos donde la enfermedad causó, o se supone que causó o contribuyó a la muerte.
    B. TERMINOLOGÍA
    El uso de la terminología oficial, COVID-19, debe usarse para toda certificación de esta causa de muerte.
    Como hay diferentes tipos de coronavirus, se recomienda no usar “coronavirus” en lugar de COVID-19. Esto ayuda a reducir la incertidumbre para la clasificación o codificación y para
    controlar correctamente estas muertes.
    C. CADENA DE EVENTOS
    La especificación de la secuencia causal que conduce a la muerte en la Parte 1 del certificado es importante. Por ejemplo, en los casos en que COVID-19 causa neumonía y dificultad respiratoria mortal, se deben incluir tanto la neumonía como la dificultad respiratoria, junto con COVID-19.

D. Comorbilidades
Cada vez hay más pruebas de que las personas con afecciones crónicas existentes o con sistemas inmunes comprometidos debido a una discapacidad del sistema inmunitario tienen un mayor riesgo
de muerte por COVID-19. Las condiciones crónicas pueden ser enfermedades no transmisibles como la enfermedad de las arterias coronarias, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica
(EPOC) y la diabetes o discapacidades. Si el fallecido tenía condiciones crónicas existentes, como estas, deben informarse en la Parte 2 del certificado médico de causa de muerte.

Codificación de COVID-19 con CIE como causa de muerte.
Los médicos certificadores usan una variedad amplia de términos para describir COVID-19 como causa de muerte, una muestra de ellos se puede encontrar en el anexo de este documento. Aunque ambas categorías, U07.1 (COVID-19, virus identificado) y U07.2 (COVID-19, virus no identificado) son adecuadas para la codificación de la causa de muerte, se reconoce que en muchos países el detalle de la confirmación de laboratorio de COVID-19 NO se informará en el certificado de defunción. En ausencia de este detalle, se recomienda, solo con fines de mortalidad, codificar COVID-19 provisionalmente con U07.1 a menos que se indique como “probable” o “sospechoso”.

Las reglas e instrucciones internacionales para seleccionar la causa básica de muerte para la tabulación estadística se aplican cuando COVID-19 se informa en un certificado de defunción, pero, dados los intensos requisitos de salud pública para los datos, COVID-19 no se considera como debido o como una “consecuencia obvia de” cualquier otra causa en analogía con las
instrucciones especiales sobre secuencias aceptadas y rechazadas aplicada para la codificación de la INFLUENZA. Además de esto, no hay ninguna disposición en la clasificación para asociar COVID-19 a otras causas o modificar su codificación de ninguna manera. Con referencia a la sección 4.2.3 del volumen 2 de la CIE-10, el propósito de la clasificación de
mortalidad (codificación) es producir la estadística de causa de muerte más útil posible. Por lo tanto, si una secuencia aparece como “rechazada” o “aceptada” puede reflejar intereses de importancia para la salud pública en lugar de lo que es aceptable desde un punto de vista puramente
médico. Por lo tanto, siempre aplique estas instrucciones, ya sea que puedan considerarse médicamente correctas o no.

Los países individualmente no deben corregir lo que se supone que
es un error, ya que los cambios a nivel nacional conducirán a datos que son menos comparables con los datos de otros países y, por lo tanto, menos útiles para el análisis. Se recomienda una verificación manual de plausibilidad para los certificados donde se informa COVID-19, en particular para los certificados donde se informó COVID-19 pero no se seleccionó como la causa básica de muerte para la tabulación estadística.

Fuente: OPS- OMS. Informe completo https://www.paho.org/es/documentos/orientacion-internacional-para-certificacion-clasificacion-codificacion-covid-19-como