Donald Trump manifestante de 75 años agredido por policía podría ser un “provocador” del movimiento Antifa y que se trataría de un MONTAJE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insinuó este martes que el manifestante de 75 años herido grave tras ser agredido por la policía durante las protestas raciales en Buffalo (Nueva York) podría ser un “provocador” del movimiento de corte anarquista Antifa, en línea con una teoría conspiratoria difundida por un medio de ultraderecha.

VIDEOS

“El manifestante de Buffalo empujado por la Policía podría ser un provocador de Antifa. Martin de Gugino, de 75 años, fue empujado después de que pareciera que estaba examinando las comunicaciones de la policía para bloquear su equipo”, dijo Trump en Twitter.

En su tuit, Trump dijo que vio lo ocurrido en el canal por cable de ultraderecha One America News Network (OANN) que ha difundido una teoría conspiratoria sobre lo sucedido: “@OANN Lo vi, se cayó (el manifestante) más fuerte de como lo empujaron”.

El presidente acabó su mensaje preguntándose si todo esto podría tratarse de un montaje.

OANN se hizo eco recientemente de una teoría difundida por la página web Conservative Treehouse, que sin ofrecer pruebas defendió que Gugino estaba intentando capturar la señal de radio de la policía de Buffalo y que esa era una práctica habitual de la Antifa para vigilar la localización de los agentes.

La abogada Kelly V. Zarcone, que representa a Gugino, señaló este martes que no entendía el tuit del presidente.

En un comunicado la letrada dijo que “nadie de las fuerzas del orden ha insinuado lo contrario con lo que no entendemos por qué el presidente de EE.UU. haría unas acusaciones tan oscuras, peligrosas y falsas contra él”.

“Martin siempre ha sido un manifestante pacífico porque se preocupa por la sociedad”, zanjó.

A raíz de ese episodio de brutalidad policial dos agentes han sido suspendidos y fueron imputados el sábado por agresión en segundo grado, tras dejar inconsciente y sobre el suelo en un charco de sangre al anciano.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, calificó lo ocurrido de “injustificado” y “completamente vergonzoso”.

Trump ha acusado en los últimos días a la Antifa de estar detrás de la organización de los disturbios que han sacudido a las mayores ciudades del país tras la muerte de un afroamericano a manos de la policía el pasado 25 de mayo en Mineápolis.

La Antifa es un movimiento de corte anarquista que no cuenta con una estructura jerárquica ni un programa definido, y cuyos objetivos van desde la lucha antisistema más radical a la búsqueda de la justicia social, aunque la meta común de sus partidarios es anular a los grupos fascistas, racistas, neonazis y de extrema derecha.

Hace poco más de una semana, Trump anunció que declararía a la Antifa como una organización terrorista, aunque en EE.UU. no hay un estatuto de terrorismo interno, y el Gobierno solo tiene una lista de organizaciones internacionales y países a los que considera terroristas o que fomentan el terrorismo.

Los dos policías Aaron Torgalski y Robert McCabe, de Buffalo fueron arrestados y acusados ​​de asalto en segundo grado después de que empujaron a un activista por la paz de 75 años.

Ambos fueron acusados ​​de un cargo de asalto en segundo grado en una audiencia judicial el sábado por la mañana sobre el impactante incidente que dejó al manifestante pacífico Martin Gugino en una “condición grave” en el hospital.

Cada uno enfrenta hasta siete años de prisión si son declarados culpables del delito de clase D. Fueron liberados sin derecho a fianza y volverán a comparecer ante el tribunal el 20 de julio.