Detienen Carlos Pichun Collonao y a otros tres comuneros mapuche de Lof Temulemu

Integrantes de las comunidades desmiente la información entregada por los medios de comunicación que supuestamente estarían transportando un arsenal de armas.

Comunicado:


A nuestro pueblo nación mapuche y a la opinión pública en general, declaramos:


Que, hoy, lunes 8 de Junio del 2020, en el camino público en las inmediaciones de nuestra comunidad, 3 vehículos policiales interceptaron la camioneta que conducía Carlos Pichun Collonao, presidente de la comunidad de Temulemu, junto a 3 integrantes de nuestra comunidad, Eduardo Márquez Inal, Víctor Marileo Ancapi y Cristofer Pino Curin, quienes fueron inmediatamente bajados y apresados.

Que, por los medios de comunicación circula la información de que supuestamente estarían transportando un arsenal de armas, lo cual desmentimos tajantemente y acusamos una nueva maniobra político-represivo por parte de este Estado fascista de derecha, lo cual deja de manifiesto la persecución política a nuestros militantes del movimiento autonomista mapuche.

Desde el territorio mapuche nagche, reivindicamos como presos políticos mapuche a nuestros peñi, pues se encontraban en tareas de control territorial, en este caso de forestal Cautin, donde como lof, llevamos un proceso de recuperación territorial, por lo cual asumimos con la frente en alto la condición de nuestros weichafe.

Que, como lof Temulemu y las demás comunidades que nos encontramos en alianza, ligadas y cercanas a la CAM, hace rato hemos sido objeto de hostigamiento y represión por llevar al terreno la lucha territorial y política. 

Lof Temulemu


Queremos denunciar el grave hecho de violencia y vulneración de derechos vivido por uno de los niños integrantes de la Red por la defensa de la infancia mapuche.

Hoy en horas de la tarde, 3 vehículos policiales interceptaron la camioneta que conducía nuestro lamngen Carlos Pichun Collonao en conjunto con su hijo de 12 años y 3 integrantes más de la comunidad de Temulemu, produciéndose así la detención de los lamngen por medio de la fuerza y la violencia, acción que termina dejando abandonado a nuestro wenuy, compañero y participante activo de cada una de las actividades de nuestra organización, niño de 12 años que en medio de tratos violentos de carácter físico y psicológico, es dejado en plena carretera a kilómetros de su hogar, el Pele como lo llamamos en nuestro grupo, camino solo por varios kilómetros, con miedo y rabia por lo sucedido, al llegar a su comunidad logra pedir auxilio a su familia.

Esta acción violenta y cobarde por parte de los efectivos policiales, pasa nuevamente a llevar los protocolos en los procedimientos en donde existe la presencia de niños y niñas; protocolos que por parte de instancias internacionales ha sido solicitados ser ajustados a los derechos que los NNA tienen.

Un hecho que nuevamente daña nuestra niñez, dejando un daño irreparable para el desarrollo emocional de un niño. Lamentablemente esta no es la primera vez que las policías atacan y vulneran los derechos de nuestros niños, nos han baleado, han reprimido, asfixiado con bombas lacrimógenas, torturado y desaparecido; sin tener ningún tipo de justicia ante estos graves hechos.

La policía tiene el deber de proteger a la niñez, no puede y no debe ser el ente vulnerador, pero en Chile y el mundo esto no se respeta.

El racismo hacia nuestro pueblo mapuche sigue avanzando, en medio de una sociedad y medios de comunicación que se escandalizan con los hechos racistas en otros países, vemos como ante estos hechos se hacen los desentendidos y ocultan la realidad en Chile.

Hoy se sigue asesinando y vulnerando los derechos de nuestra gente y sobre todo de nuestra niñez. Hacemos sentir nuestra rabia ante lo sucedido y decimos fuerte y claro que no queremos más niños y niñas mapuche violentados por el estado chileno y sus agentes policiales.

Seguiremos denunciando y no abandonaremos a nuestro wenuy (amigo) en este tan doloroso proceso.