Chile en Pandemia: “La miseria al Descubierto”

¿Contagiarse o morir de hambre?: el dilema de muchos trabajadores durante la pandemia de coronavirus

Cuando los/as chilenos salimos a protestar el 18 de Octubre, fue por todo lo que hasta hoy vemos como injusticia y miseria. Hoy, recién algunos comienzan a darse cuenta de la desigualdad, la avaricia y la falta de oportunidades. Algunos vendiendo sus “cositas” en internet…

Otros resuelven abandonando el país. Una gran mayoría se suman a los “coleros” en las ferias libres, otros llevan a sus hijos a las ollas comunitarias. En estos días han aparecido los vendedores informales para llevar el dinero y la comida diaria a sus hogares…

Muchos no han podido trabajar, bien sea por solicitud de su empleador o por cumplir con las medidas de confinamiento. Aquellos que siguen trabajando enfrentan un riesgo elevado de contagio, al cuidar de familias en su domicilio privado. Para los trabajadores migrantes, la situación es aún peor.

Un bono de 65 mil pesos no solucionan el problema real. las familias numerosas son las mas afectadas. Los desempleados, los obreros de la construcción, los campesinos y las dueñas de casa.

Crecen los campamentos: Hay 46.000 familias que se encuentran hoy en día, en este preciso momento, viviendo en alguna de las 822 tomas ilegales que recorren Chile de norte a sur.

En el contexto de emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19, las organizaciones sociales están jugando un papel muy importante cuando la crisis también afecta desde el punto de vista económico por la paralización de actividades derivadas de esta situación mundial.

Sordos y ciegos de un sistema colapsado que de uno o otro modo está nuevamente por ESTALLAR.

Columna de opinión de Daniel Pérez G. /director PiensaPrensa