A 13 años del asesinato del trabajador forestal Rodrigo Cisternas

Hoy miércoles 3 de mayo se cumplen 13 años del asesinato del trabajador forestal Rodrigo Cisternas, quien fue acribillado -con más de 25 balas- por carabineros durante una manifestación durante una huelga de 36 días

Las imágenes fueron trasmitidas en vivo y en directo por algunos canales de televisión.

El 3 de mayo de 2007, trabajadores forestales llevaban tres meses de infructuosas negociaciones frente a la intransigencia de las empresas comandadas por la familia Angellini y vivían constantemente la represión de Fuerzas Especiales en sus manifestaciones. Sin embargo, nada de esto logró mermar su ánimo de lucha para ser considerados en igualdad de condiciones y salarios que de aquellos de planta. Ya esta lucha el 2005 la habían iniciado también los subcontratados del cobre.

Durante los enfrentamientos entre los trabajadores y la policía que iba a reprimir su huelga, sus cortes y bloqueos, cae acribillado, asesinado por decenas de balas de la policía, el joven Rodrigo Cisternas. Más de 25 alas disparadas desde distintas armas (en los peritajes se encontrarían balas 9mm, atribuibles a subametralladoras UZI y de pistolas calibre 38), las que finalmente impactaron el cuerpo del operario forestal causándole la muerte, cuando con una grúa defendía la lucha de la represión de la policía, de aquella misma institución cuestionada por los miles de millones de pesos robados desde los altos mandos.

Rodrigo, tomó una retroexcavadora para repeler el ataque por parte de piquetes de Fuerzas Especiales de carabineros y se abalanzó sobre un bus de la institución. Carabineros, en una acción a muerte contra el obrero, disparó sin ningún límite hacia la cabina de la maquinaria en donde estaba Cisternas.

A los funerales de Rodrigo asistieron más de 25 mil personas de distintas partes. Luego de esto, la movilización de los trabajadores forestales llegó a su fin, logrando los 23 puntos del petitorio sindical, que buscaban equiparar las condiciones entre los trabajadores. Pese al término de la lucha, el crimen de Cisterna abrió una oleada de protestas y huelgas de trabajadores subcontratados durante el año 2007, comenzando por los de CODELCO y continuando con los de ENAP.