Paciente de 85 años con coronavirus se suicida al interior del Hospital de La Florida

La madrugada de este domingo, en el Hospital de La Florida Dra. Eloísa Díaz, se reportó un “Evento Centinela”, como se lo describe en el informe al que tuvo acceso El Desconcierto. En este oficio interno del centro, se pide un reporte a la unidad de Urgencia Adulto sobre el intento de suicidio de un adulto mayor con COVID-19 positivo, quien pese a los esfuerzos y atención del personal de turno, falleció esa misma noche. El Ministerio de Salud confirmó estos hechos a El Desconcierto.

urante la madrugada de este domingo, en la Urgencia Adulto del Hospital de la Florida Dra. Eloísa Díaz, falleció un paciente de 85 años con coronavirus.

En su certificado de defunción, obtenido desde el Registro Civil, la causa de muerte dice: “Paro cardio respiratorio/ Neumonía viral/ COVID-19”. Sin embargo, y de acuerdo a un informe interno del recinto al que accedió en exclusiva El Desconcierto, hay algo sobre el deceso de esta persona que ni el hospital ni el certificado oficial mencionan.

“Estimada jefatura de Medicina Adulto, la Unidad de Gestión del Riesgo Clínico (UGRC) informa que se reporta un ‘Evento Centinela’ relacionado con intento autolítico (de suicidio)“, se lee en el documento enviado al área médica correspondiente y a las distintas jefaturas – incluyendo a la directora Magdalena Galarce – alrededor de las 18.00 horas del domingo 19 de abril de 2020.

En el oficio emitido por la Unidad de Calidad Asistencial del hospital, específicamente desde el Programa de Vigilancia y Prevención de Eventos Adversos, se detalla que se trata de un “hombre de 85 años, en estudio ambulatorio por sospecha de Ca. Gástrico (cáncer) ingresa por neumonía viral por COVID-19 (+). Se reporta que paciente es encontrado en su unidad cianótico (coloración azulada de la piel) y con compromiso de conciencia secundario a intento autolítico por ahorcamiento por cordones de zapatos desde barandas“.

También se especifica que fue evaluado por un “neuro” y un residente UPC, donde se estableció que la postura en la que estaba sugería una afectación neurológica grave. Después se especifica que fue trasladado a la Unidad de Paciente Crítico Adulto, donde habría presentado un paro cardio respiratorio y luego habría fallecido.

Por último, en el escrito se establece que existe un registro de monitoreo que “da cuenta del evento”, y llama a la unidad a “generar instancias de discusión con su equipo y desarrollar acciones de mejora permanente, reforzar la supervisión continua de factores de influencia para el riesgo suicida, favoreciendo la calidad y seguridad en todas las instancias de atención”.

También se entrega, junto a los datos personales del paciente, una descripción de los sucesos, la cual establece que el paciente “sufre ahorcamiento en la sala a las 02.40 horas aproximadamente. Sin aviso a jefaturas del hospital de parte del equipo clínico a cargo”.

Luego, viene la descripción de un funcionario o funcionaria, que, presuntamente, tendría algún rango superior. “Me informo por gestión de camas a las 06.30 de forma incidental, doy aviso a jefe de turno Urgencia Adulto y acudimos al lugar para recabar antecedentes de lo sucedido. Solicito registro clínico de todo lo ocurrido y elevación de lo acontecido en este mismo sistema”, ordena.

Por último, fuentes internas del recinto comentaron a este medio que el paciente habría vivido solo y habría ingresado sin acompañantes. Sin embargo, también afirman que en los registros del hospital se deja constancia de que los familiares del hombre habrían rechazado la realización de una autopsia.

El Desconcierto se comunicó con el Servicio Médico Legal, pero desde el organismo establecieron que al momento de la consulta no era posible verificar que el cuerpo haya ingresado a sus instalaciones. De igual forma, en reiteradas oportunidades, este medio se contactó con la oficina de prensa del hospital  comunicándole sobre el informe al cual tuvimos acceso y revelando detalles importantes que forman parte de esta crónica. Esperamos cinco horas la respuesta de la profesional encargada, María Carolina Zimend, y no obtuvimos respuesta. Desde el Ministerio de Salud solo se limitaron a confirmar que el paciente efectivamente se habría suicidado y que el establecimiento de salud abrió un sumario para investigar los hechos.