Coronavirus en Italia: Cae el contagio en una nueva fase de la cuarentena. Despacho espacial de Piensa Prensa desde Italia, hoy 14 de abril.

En el primer día de la nueva fase de la cuarentena contra el coronavirusItalia registró 602 fallecimentos por el Covid-19, que elevaron la cifra de muertos a 21.067. Pero el dato positivo es que el número de contagiados aumentó apenas 2972 respecto al lunes, la suba más baja desde el que se detectó el 21 de febrero el primer paciente en en Lombardía.

Con estos nuevos datos, las personas infectadas ascienden a 162.488, confirmando la tendencia de reducción de la propagación que se registró en las últimas semanas. Al menos 37.130 personas de ese total se curaron, según confirmó el jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli, en su boletín diario.

Otra buena noticia es que cayó drásticamente la presión en los hospitales porque 73.094 personas con diagnóstico positivo están aisladas en sus casas con síntomas leves, lo que representa el 70 por ciento del total. En tanto que 28.011 están ingresadas en los hospitales y 3.186 en cuidados intensivos, lo que supone 74 personas menos respecto a ayer.

La segunda fase de la cuarentena

Este martes, con la reapertura de liberías y negocios dedicados a recién nacidos, Italia empezó una nueva etapa de la cuarentena por coronavirus que se extenderá hasta el 3 de mayo, mientras que el gobierno comenzó la planificación de las medidas para preparar la temporada de verano.

Además de la reapertura de los rubros mencionados, el gobierno del premier Giuseppe Conte dispuso una serie de medidas para las actividades que ya contaban con permiso para operar, que incluyen la recomendación de extender los horarios y establecer puertas separadas para ingresos y salidas, además de ordenar que a negocios de menos de 40 metros cuadrados solo podrá entrar una persona a la vez.

El después, la “fase de convivencia”

Al mismo tiempo, el gobierno prepara ya una segunda flexibilización para dar comienzo a partir del 4 de mayo a la denominada “fase de convivencia” con el virus. Esa etapa se extendería hasta la aparición de una vacuna y podría incluir una readaptación de las playas para permitir que los italianos vayan al mar durante el verano pero respetando los distanciamientos.

Alberto Ríos/PiensaPrensa