Ingenieros Usach crean ventilador mecánico portátil para enfrentar crisis del Coronavirus

Patricio Nova y Sebastián Bongain son ingenieros civiles eléctricos de la Universidad de Santiago de Chile, y socios en Procid SpA, empresa que fabricó un ventilador mecánico portátil con engranajes impresos en 3D. “Nuestra iniciativa nace de la premisa de no querer que en Chile muera alguien por falta de respiradores mecánicos”, señaló Nova.

El dispositivo se acciona con baterías de litio, cuenta con un control de frecuencia respiratoria en ciclos por minuto y un control de volumen de aire que ingresa al paciente, con una autonomía de cinco horas de funcionamiento.

Según el Ministerio de Salud, la capacidad actual de ventiladores mecánicos en nuestro país es de 1.229, incluyendo la red pública y privada. De estos, 220 no se están usando y están a disposición de la autoridad sanitaria para cuando se requieran, en el marco de la pandemia.
Para enfrentar de mejor manera la crisis, el Gobierno, además, compró cerca de 800 aparatos y por cada uno, pagó alrededor de 28 millones de pesos, de acuerdo a cifras entregadas por el Ministerio. A la luz de estos antecedentes, la empresa chilena Procid SpA desarrolló un Rescatador Respiratorio Automático (RRA), fabricado con impresión 3D, con el objetivo de usarlos en pacientes que presenten complicaciones respiratorias por el Covid-19. Se trata del primer aparato creado en Chile.
El dispositivo se acciona con baterías de litio, cuenta con un control de frecuencia respiratoria en ciclos por minuto y un control de volumen de aire que ingresa al paciente, con una autonomía de cinco horas de funcionamiento. La empresa es de los ingenieros civiles eléctricos de la Universidad de Santiago de Chile, Patricio Nova y Sebastián Bongain. “Como a nivel mundial se están haciendo escasos los ventiladores mecánicos para enfrentar esta crisis, me puse a investigar cómo hacer “, contó Nova. “Nuestro objetivo es que nadie muera en Chile por falta de respiradores mecánicos”, agregó.
Por ello, señaló el ingeniero, desarrollaron un aparato que sea replicable en cualquier parte del mundo. Por lo mismo, añadió, tomando en cuenta la escasez de los materiales, casi el 100% del prototipo es impreso en una impresora 3D, a excepción del motor y de los controles. Todas las piezas mecánicas, como los engranajes, son impresos. Patricio Nova aclaró que este dispositivo no está orientado a atender pacientes con Coronavirus, sino liberar los ventiladores que son de fábrica. “El dispositivo busca aliviar la carga de ventiladores mecánicos pesados. Los pacientes con Covid-19 requieren controlar variables muy finas de flujo de aire y volumen. Si bien nosotros estamos trabajando para llegar allá, en primera instancia queremos liberar ventiladores mecánicos”, explicó. “Contamos con el respaldo y el soporte intelectual de la Posta Central. De hecho, el Jefe de la Unidad de Pacientes Críticos, Alejandro Santander, asignó un médico que nos asesore, ya que queremos que el personal de salud lo valide y el diseño se haga lo antes posible”, puntualizó el ingeniero.
Nova destacó que el proyecto ha concitado el interés tanto de la red pública como de la privada, específicamente del Hospital de La Florida y la Clínica Las Condes. “La magnitud de esta crisis y sus efectos son transversales, por lo tanto, los servicios de salud tienen claro que se van a necesitar miles de ventiladores a fin de mes”, advirtió.
Formación en la Usach
Dentro de su paso por la Universidad de Santiago, Patricio Nova destacó su participación en el Equipo Solar. “Dirigí el proyecto Apolo y fui uno de los fundadores de Esus” , aseguró. “Con este equipo desarrollamos el Apolo 1, donde me dediqué a la parte eléctrica del área de potencia, mientras que en el Apolo 2 estuve a cargo de toda el área eléctrica”, recordó el ingeniero.
En sus palabras, esto le sirvió para desarrollarse y aprender de softwares que se necesitan para el diseño. “Como están todas las carreras juntas en un mismo Campus, podemos compartir conocimientos con estudiantes de todas las disciplinas”, resaltó.
Para el Decano de la Facultad de Ingeniería, Juan Carlos Espinoza, esta iniciativa “es una evidencia más del compromiso social y formación de excelencia con que nuestros ingenieros salen al mercado. La posibilidad de contar con un ventilador mecánico como el propuesto, es un importante aporte al combate de esta crisis, sobre todo porque su uso en cierto tipo de pacientes, permite liberar respiradores mecánicos más sofisticados y sensibles que pueden ser usados en las personas contagiadas con Coronavirus”, sostuvo el Decano Espinoza. De acuerdo a la máxima autoridad de la Facultad de Ingeniería, el aporte de las y los egresados en esta emergencia ha sido muy activa. “Están preocupados y manifestando a través de correos y contacto con sus profesores, diversas ideas, como de diseño y elaboración de mascarillas y la fabricación de ventiladores, tanto de manera interna como también de partners con otras Facultades de Ingeniería”, concluyó.
 Revisa aquí un video que muestra el trabajo de estos ingenieros civiles eléctricos formados en la Usach.