Resolución reemplaza PP por Arresto total epidemia

El magistrado había liberado a 13 imputados del denominado caso “Primera línea” por tratarse de investigados por desórdenes públicos que fueron detenidos por Carabineros en medio de manifestaciones tras el estallido social del 18 de octubre. Las razones argumentadas por el magistrado eran las que les permitía sustituir de oficio -sin media interviniente- sustituir la medida cautelar de prisión preventiva por una menos gravosa, en este caso arresto domiciliario total. Esto motivado por la pandemia de Covid-19 que afecta al país y, según sus argumentos, ponía en riesgo de contagio a estos imputados.

Santiago, veinticinco de marzo de dos mil veinte.
VISTOS

1°.- Que el día 19 de marzo de 2020, se decretó estado de Catástrofe para todo el territorio nacional por el lapso de noventa días.
2°.- Que las cárceles son recintos donde la posibilidad de contagiarse es altamente probable atendido el hacinamiento y la imposibilidad de que las medidas sanitarias mínimas puedan ser implementadas razonablemente, prueba de esto, es la persistencia de la enfermedad de la tuberculosis en la población carcelaria, que al día de hoy no ha podido ser erradicada de nuestras cárceles. A lo que se suma la cantidad de personas privadas de
libertad con enfermedades de base que complicarían enormemente la respuesta del sistema de salud dentro de la población penal.
3°.- Que los internos en prisión preventiva, al igual que todas las personas tienen derecho a la salud y es deber del estado velar por su cuidado, no exponiéndolos innecesariamente a contagios de la epidemia que puedan evitarse tomando las medidas razonables.
4°.- Que el Comité de Jueces del Septimo Juzgado de Garantía, atendida la emergencia sanitaria y por razones humanitarias, ha decidido que todas y todos los jueces del tribunal revisen las causas donde existen personas sujetas a la medida de prisión preventiva de oficio, analizando cada juez un porcentaje de ellas, con el objeto de que en todos los casos donde sea posible una medida distinta de la prisión preventiva esta se reemplace
por una adecuada y proporcional, que asegure los fines del procedimiento y la salud del imputado y de la sociedad.
5°.- Que el artículo 145 del Código Procesal Penal dispone que en cualquier momento del procedimiento el tribunal, de oficio, o a petición de parte, podrá substituir la prisión preventiva por algunas de las medidas cautelares que dispone el mismo cuerpo de leyes. A su vez, el artículo 150 del mismo cuerpo legal señala que el tribunal deberá adoptar y
disponer las medidas necesarias para la protección de la integridad física de los imputados, incluso el tribunal podrá excepcionalmente conceder al imputado permiso de salida por resolución fundada y por el tiempo estrictamente necesario para el cumplimiento de los fines del referido permiso, siempre que se asegure convenientemente que no se vulnerarán los objetivos de la prisión preventiva.

Que en el caso sub-lite, los imputados que se encuentran actualmente en prisión preventiva en esta causa, en general, no registran condenas anteriores y existe una más que razonable posibilidad que, de ser condenados, cumplan estas condenas en libertad dada la pena en abstracto a la cual se arriesgan por el delito que fueron formalizados, esto es, delito consumado de Desórdenes Públicos del Art. 269 en relación con art. 268 Septies inciso 1° y 2° del Código Penal. Y teniendo presente el DS 104 de fecha 18 de marzo de 2020, el artículo 14 del Código Orgánico de Tribunales, el artículo 139, 144, 145, 150 y 155 del Código Procesal Penal, se resuelve:
De oficio sustituir la prisión preventiva de los imputados.

Tras esto los magistrados del tribunal de alzada capitalino decidieron dar un duro golpe al magistrado del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago quien hoy, de oficio, decidió sustituir la prisión preventiva que pesaba sobre 13 imputados de desórdenes públicos por la medida cautelar de arresto domiciliario total argumentando para ello razones humanitarias por la pandemia del coronavirus que afecta al país y que los ponía en riesgo. Todo volvió a fojas cero.

La orden de Urrutia se fue directo a Gendarmería: “liberación inmediata”. Sin embargo, apenas esta inédita resolución llegó a oídos de sus superiores, la Corte de Apelaciones de Santiago, se decidió realizar un pleno extraordinario debido a lo que algunos consideraban un actuar fuera de la ley por parte del magistrado.

El Juez Daniel Urrutia, es uno de los pocos magistrados que ha estado a la altura, entendiendo el malestar social encubado por 47 años en esta sociedad. Es castigado por sus superiores buscar JUSTICIA, Claramente tanto la CA y CS no han entendido nada y son parte del problema!!

Por Mikal/PiensaPrensa