Aguante la PRIMERA LINEA, Aguante el Pueblo!!

Nunca lo había imaginado. Fueron años de maltrato w, de hueones corruptos, de hueás de mierda.
Fueron los bros, los cabros, las cabras quienes comenzaron con todo esto. Pensaban que solo era el metro… ¡A dónde! Siempre era la misma hueá, hermano. Nos recriminaban porque uno vive en la pobla, porque somos gente humilde, buena pa’ la pega. Vivimos terrible explotados. Todos
estos hueones corruptos nos humillan todo el tiempo, hermano. Está entero mal que las mamitas no tengan salud ni jubilación digna. Tenemos que seguir así mismo.

Me saco la chucha trabajando
todos los días, hermano, y ¿así esta hueá no alcanza? ¡A dónde! Vivimos pa’ trabajar, pero la riqueza se la llevan los puros hueones giles.

Estar en la primera línea no es estar jugando. El cuidar a nuestra familia que marcha es lo importante, porque los pacos son entero abusivos, provocan, golpean, son entero picaos a vivos, son entero peliculeros los culiaos. Casi como les gusta golpear al pueblo, hermano.

Nosotros estamos defendiendo al pueblo, porque somos eso, somos el
pueblo que lucha y en esta lucha nos va quedando clarito quiénes apoyan al pueblo y quiénes son los que golpean, los que discriminan.

¿Hemos andado haciendo hueás? Sí. ¿Apañando a nuestra
gente? Sí, porque estamos en la misma. Es lo que queremos todos y lo que queremos mejor para nuestra gente, así que, cabros y cabras, hueón, lo que estamos haciendo es necesario.

Aquí estamos aprendiendo como hermanos. No nos conocemos todos, pero en la calle nos hemos hecho hermanos, compañeros, gente sin rostro, con la capucha, la máscara y esa es nuestra cara.


Hemos aprendido todos estos días mucho más que lo que hemos aprendido en el liceo. En ustedes hemos confiado hasta la vida culiá. Yo confío en ustedes y hemos compartido sentimientos y caleta de conciencia y dolor y experiencia, hermano. Así que, cabros, tenemos que cuidarnos,
tenemos que pelear hasta que cambie esta hueá. Somos todos uno, todos una misma capucha, todos el mismo rostro, el rostro del pueblo.

Me fui en la volá, cabros. Ahí nos vemos, voy en
camino.

Aguante la primera línea, aguante el pueblo. Sabí que me gusta ese dicho culiao que “Chile despertó”. Es la que es.